La Dieta Perfecta para perder Peso Fácil y Rápido

213 angela tello

Cuando se acerca la época estival, sacar las prendas frescas del armario se convierte en un ritual que llevamos a cabo año tras año. Las sorpresas aparecen cuando nos damos cuenta que la ropa de la temporada pasada ya no nos vale. En ese instante parece ser que nos entra el “gusanillo de la angustia” y empezamos a buscar opciones rápidas para conseguir perder la mayor cantidad de peso en el menor tiempo posible. Desafortunadamente, esta actitud nos convierte en el blanco perfecto para cometer una serie errores basados en la información que hallamos en internet o en redes sociales. No siempre lo primero que encontramos o nos cuentan es lo más aconsejable para poner en marcha una dieta saludable. Me atrevería a asegurar que con el título de este artículo habré conseguido llamar la atención de más de una persona ¿no es así? De esta forma es como se suelen promocionar programas de pérdida de peso que en la mayoría de los casos no son del todo recomendables.
Existen muchos tipos de dietas, y cada una es un mundo enrevesado de desinformación que, en la mayoría de los casos, pone en peligro la salud de las personas dado que se trata de dietas desequilibradas y sin sentido. Hoy hablaré de las dietas en las se prohíbe el consumo de carbohidratos. No puedo recordar la cantidad de veces que he oído decir: “estoy haciendo dieta y me dijeron que no debo consumir carbohidratos”. Cuando escucho estas afirmaciones me pregunto por qué comer carbohidratos está desaconsejado en tratamientos de pérdida de peso teniendo en cuenta que este macronutriente es tan importante para el organismo. Creo que la respuesta se halla en el desconocimiento de las personas que lo aconsejan. Lo cierto es que muy pocas personas conocen cómo funciona el organismo y los mecanismos de respuesta ante cambios bruscos en nuestros hábitos alimentarios. Parece ser que la gente no se toma muy en serio el tema de la alimentación y desde mi punto de vista comer equilibradamente es la base para tener una buena salud y para que se produzcan verdaderos cambios. Evidentemente existe una realidad que no es como algunos “expertos” o famosos de moda la cuentan. El cuerpo y su funcionamiento son algo serio y cuando nos planteamos perder peso no es tan fácil porque entran en juego una serie de factores individuales que debemos valorar para no fracasar a la hora de poner en marcha una dieta.
Puede ser que perder peso se convierta en una misión algo complicada para algunas personas teniendo en cuenta que la edad, los hábitos de vida y la genética son factores determinantes. Existen muchos casos de mujeres y hombres que se plantean adelgazar, empiezan una dieta y se dan cuenta que no consiguen sus objetivos a pesar de la poca cantidad de comida que ingieren. Según esto, es importante saber que a partir de los cuarenta y cinco años perder esos “kilitos” de más no es tan fácil como lo es para una persona de treinta debido que nuestro metabolismo se va ralentizando con la edad. En este sentido mi primer consejo es: si estas con sobrepeso u obesidad y tienes treinta años plantéate empezar a perder peso desde ya porque cuanto más mayor te hagas menor probabilidad de perder peso tendrás. Por otro lado, también debemos considerar que con sobrepeso u obesidad se disparan las probabilidades de desarrollar otras enfermedades como diabetes, hipertensión, hipertrigliceridemia, hipercolesterolemia, etc.
Dicho esto, la gran pregunta es: ¿debo dejar de consumir carbohidratos? La respuesta es un no rotundo. El cuerpo los necesita porque existen células que únicamente se alimentan de ese macronutriente. Es el caso de algunos tipos de células como los glóbulos rojos que sólo son capaces de utilizar dicho combustible. Así mismo las células de la córnea, el cristalino y la retina son células exclusivamente glucolíticas. Por otro lado, hay que saber que el cerebro también es dependiente del suministro continuo de glucosa y que aunque es capaz de consumir otro tipo de fuentes energéticas como son los cuerpos cetónicos, esto, sólo es aceptable en determinadas situaciones como el ayuno prolongado. Si por el contrario la producción de cuerpos cetónicos resulta excesiva, como puede ocurrir con las dietas sin carbohidratos o hipocalóricas, se producirán varias descompensaciones como por ejemplo la acidosis metabólica. Debe quedar claro que una dieta que no contenga hidratos de carbono estimula la formación de cuerpos cetónicos e incrementa la pérdida de masa muscular.

Mi segundo consejo es: consume carbohidratos, aunque estés haciendo dieta es saludable y tu cuerpo los necesita.
¿Cuánta cantidad de carbohidratos debo consumir al día?
Los requerimientos de este macronutriente deben representar como mínimo el 50% de la energía consumida. El problema se presenta cuando tenemos que elegir qué tipo carbohidratos son los idóneos pues no debemos consumir cualquier cosa. Como bien sabemos los carbohidratos se encuentran en las patatas, arroz, pan, pasta, legumbres y cereales. Si imaginamos un plato llano de un tamaño normal, la cantidad de carbohidratos que se deben consumir en las comidas no tiene que ocupar más de un cuarto de ese plato, el otro cuarto es para las proteínas (pollo, pescado, etc) y la mitad restante para las verduras. Cualquier otro tipo de distribución de la comida implicará una descompensación.
Obviamente, aunque la bollería industrial y las pizzas también son carbohidratos, hemos de evitarlas ya que se trata de alimentos que contienen grasas “trans”, grasas saturadas y azúcares simples que estarían aumentando la balanza hacia el lado de la sobreproducción de grasa en nuestro cuerpo y la descompensación citada.
Ser tan prohibitivos tampoco es bueno, pero con sentido común lograremos ganar la batalla al sobrepeso y obesidad.
En la naturaleza todo es perfecto, incluso lo que a nosotros nos parece imperfecto también lo es. Si tu cuerpo está enfermo, dolorido, si ya no funciona correctamente o si te sientes triste, aburrido o acomplejado al verte frente al espejo, tan sólo tienes que elegir estar en el otro lado.
Empezar retos no es fácil, pero son una delicia cuando los empiezas con ilusión y entiendes que eres capaz de controlar todos los impulsos que te impiden estar y sentirte bien.


Ángela Tello
Dietista clínico y coach de nutrición 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 



 

Tagged under: Ángela Tello

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?