El GONG. Una puerta a lo más profundo de tu SER

209 pascual

El gong es sin lugar a dudas uno de los instrumentos de sonido más poderosos. Atraviesa largas distancias -hasta 50 km. en espacios libres, por lo que se usaba en los monasterios de Oriente como llamada a la ceremonia. 

Su energía sonora exaltaba a los guerreros en China y hasta se torturaba con él: el reo metido dentro de un pozo mientras se golpeaba en la abertura un gran gong, hasta que el pobre enloquecía. 

A finales de la Edad Media el gong llega a Europa, donde se incluirá en las grandes orquestas sinfónicas para dotar a los crescendos de una fuerza atronadora- que se lo digan a Wagner .

Tipos de Gongs

Debido a su forma, diferenciamos dos clases: El gong que ostenta  una protuberancia central, como los balineses, vietnamitas, y birmanos, capaces de mantener una nota estable y de sonido más apagado y recogido. 

Y está el gong de pared Plana o Tam-Tam, como se denomina en China. Nos centraremos en este tipo de gong, pues está teniendo una mayor evolución tanto en su construcción como en sus diversas aplicaciones. 

Hacer un gong no es nada sencillo. Hacen falta las manos expertas de un maestro artesano de la fundición para dar la combinación de cobre y estaño adecuada y después, a golpe de martillo, ir alisando y extendiendo regularmente el metal. Un lento proceso que requiere dejar reposar el metal semanas para que se vaya asentando la estructura. Poco a poco se irá afinando hasta comprobar que el golpe de la baqueta logre expandir la vibración de forma regular por toda la circunferencia. 

En la actualidad existen dos escuelas que elaboran gongs de alta calidad. La tradicional china, ubicada en la ciudad de Wuhan, cuya historia se remonta a 1.300 años y la centroeuropea, que en los últimos 500 años  ha desarrollado el famoso gong sinfónico y ahora, como veremos, se ha lanzado a construir los innovadores gongs planetarios. 

Hablaremos primero de los dos modelos de gong que en China se han hecho famosos: los Gong Chau, también conocidos como Tam Tam y los Feng o gongs de viento. El borde del Tam Tam tiene una pared hacia el interior, lo que le da un sonido más meditativo y profundo, mientras que el Feng es totalmente plano, haciendo de su nombre un sonido pues, cuando es golpeado, su resonancia se expande como el viento. 

Ten en cuenta que el tamaño del gong es fundamental. Los menores de 45 cm. tienden al agudo y sólo los feng son capaces de seguir sonando hasta los 30 cm. Pero es a partir de 50-60 cm. –gongs estelares- cuando el gong adquiere su verdadera dimensión sonora, y no lo dudes, a mayor tamaño mejor sonido. 

La escuela centroeuropea ha sido la que más ha evolucionado en la construcción del Gong. Quizás la culpa la tuvo Don Corneaux cuando, siguiendo los pasos de investigadores esotéricos rusos y el de su maestro de Kundalini yoga, Yogi Bahjan, incorporó este instrumento como elemento terapéutico al inventar los gongs planetarios. Un gong y una afinación para cada planeta de nuestro sistema solar. 

 ¿Qué te aporta un Gong?

Al ser golpeado un gong toda su estructura entra en vibración, mientras la pared de metal comienza a lanzar ondas que se van multiplicando. A medida que las ondas van chocando entre sí, se generan nuevos sonidos, llamados armónicos, cuyos efectos en la mente son inmediatos. Recuerda que los armónicos son producidos por el choque de sonidos ya creados, no producidos por la fuente inicial. Y el gong es sin duda una fábrica masiva de armónicos. 

Hay un gran gong frente a ti. Imagínalo. Estás tan sólo a 50 cm. de su plano vertical y disfrutas cómodamente sentado de la vibración que comienzas a sentir. Alguien tañe su baqueta desde el otro lado delicadamente, espaciando los golpes para que la resonancia sea sutil y no te niegues a abrirte a ella. Pero a los 90 segundos pasa algo inesperado: tu sensación de espacio-tiempo se ve alterada. A partir de ahora has entrado en la órbita del gong, y si el facilitador lo hace bien, te llevará de viaje hacia lo más profundo de tu ser

Posiblemente recibir un baño de gong sea la sensación más poderosa que puede ofrecerte un gong estelar, pero también puedes probar una Puja de gong, donde un equipo bien formado pasa una noche entera golpeando un set de gongs mientras  sueñas…

Colgar un gong en un espacio cerrado es darle un toque de armonía, ya que sus ondas ordenarán el aire y su energía cambiará. También puedes dar un masaje de espalda, quemar con su elemento fuego los recuerdos amargos de un paciente pero… ¡no puedes meter a nadie en el pozo!

 

Las montañas de las que hablamos no son lugares geográficos a los que vamos de excursión o acudimos a esquiar. En realidad, hablamos de los obstáculos de la vida. Son los problemas que queremos superar para vivir felices, aquí y ahora. La expresión “mover montañas” significa, en realidad, superar cualquier dificultad en mi vida, liberarte del sufrimiento.

Para ayudarte en este proceso de liberación, de desprenderte de tus obstáculos, te animo a entrenarte. Te animo a descargarte gratuitamente el libro “21 creencias que nos amargan la vida... y cómo superarlas para ser más felices”. Por un lado, el libro aborda 21 creencias socialmente falsas que nos dificultan la vida para que compruebes que son falsas. Luego, te sugiere cuál es la realidad cierta para que lo verifiques y te ofrece herramientas concretas de entrenamiento para que las integres y transformes en tu día a día. Así darás fe de una vida sabia. Puedes descargarte gratis el libro en www.danielgabarro.com/verdemente.

Te deseo un entrenamiento feliz y que puedas dar fe de lo que vives, porque los resultados internos y externos demuestren que sí vives con sabiduría. 

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?