El Hand Pan. Sonido místico de occidente

 

222 ILUS RITUAL1

El Hand Pan es un instrumento relativamente moderno - del 2000 aproximadamente - que se elaboró en Suiza por primera vez y fue conocido con el nombre de hang drum. Hecho de acero nitrurado, y con una forma que recuerda un platillo volador, su sonido melódico se hizo bastante popular, a pesar de que sus creadores no pudieron sostener su éxito pues no dejaban que otros fabricantes hicieran variantes y tampoco ellos podían abastecer sus propios pedidos.
Hace unos años el hang se dejó de construir por sus fabricantes originales, pero mantuvo abierto su desarrollo a diferentes artesanos que han dotado al instrumento de mayor diversidad y calidad. De hecho, se está imponiendo como el instrumento que consigue aunar diferentes tradiciones místicas y que convergen en una intención moderna espiritual.
El sonido hipnótico que desprende, producido por los armónicos del metal, recuerda instrumentos ancestrales como el cuenco tibetano o el gong. Al igual que éstos, el Hand Pan crea un estado de relajación y calma, asociado a la liberación de serotonina. Por otro lado, el ritmo que aportan nuestras manos percutiendo el metal a modo de tambor africano, puede generar un sentimiento de trance. Por último, la melodía creada por la combinación de notas afines, producen una liberación natural de dopamina y endorfinas, lo que se puede resumir en una sensación sumamente placentera.
LABORIOSA FABRICACIÓN / PLACENTERA EJECUCIÓN
A pesar de ser un instrumento moderno, la elaboración de un buen Hand Pan requiere un gran conocimiento del metal y una paciencia infinita a la hora de afinar cada nota. No hay manera de mecanizar la producción y todo ha de hacerse manualmente. A golpe de martillo, se va hundiendo el metal con precisión hasta que un perímetro concreto proporcione la nota elegida. No nos extrañe pues que sea difícil hallar un buen Hand Pan y que no sea barato.
Ante tamaño esfuerzo por parte del artesano y del interesado, me pregunto si este instrumento no estará marcando el camino de vuelta al artesano ancestral, cuyo tiempo era generoso y el trabajo detallista. El mismo camino que el de un usuario exigente, buscador de un sonido límpido y trascendental.
Quizás me entiendas si colocas un Hand Pan sobre tus piernas y comienzas a golpearlo sutilmente con tus manos: entonces serás tú quien realice ese camino de vuelta, mecido por un sonido que te lleva hacia paisajes oníricos, emociones sutiles, misterios insoslayables. Ya no tocas para el otro, sino para el silencio que ocurre entre dos latidos.

ELIGE TU ESCALA
La gran ventaja de este instrumento es sin duda su relativa sencillez a la hora de tocarlo. Su afinación se basa en escalas pentatónicas que, como hemos dicho en diferentes ocasiones, permite que cualquier persona exenta de conocimientos musicales pueda disfrutar del sonido sin estudios teóricos. Todas las notas están relacionadas entre sí por intervalos armónicos, de forma que nunca se desafina al tocar. Es un dejarse llevar hasta encontrar el flow, un patrón melódico que nos va llevando en la improvisación hacia ritmos más sutiles y complejos.
Hay escalas pentatónicas para elegir. Algunas son más zen, como la Ake bono, abiertas a compartir, como las integrales en Re, alegres y sugerentes, como la Dominat en Do, o con aires hindúes en el Hand Pan raga. Lo mejor es que las escuches y elijas con la que mejor sintonices.
KIGONKI
A mediados del 2010, Gorka Ferrero – experto del sonido - y Daniel Kuntz – consumado artesano del metal -, se instalaron a las afueras de Barcelona y comenzaron a construir pequeños instrumentos melódicos ¡con bombonas de camping gas! No fueron los únicos que querían emular el sonido del Hang con medios más discretos, pero su evolución en estos ocho años ha sido imparable. Formaron la marca Kigonki y hoy en día tienen clientes por toda Europa.
El kigonki es un metalófono que se puede tocar con las manos o con baquetas de caucho. A diferencia del hand pan, las notas del kigonki se afinan recortando el metal en forma de lengüetas. Esto permite que su elaboración sea más rápida y económica.
Pero su gran innovación ha sido el kigonki Lulu. Gorka estaba intentando crear sonidos biaurales. Probó hacerlo con dos kigonkis iguales colocados a ambos lados de la cabeza. El efecto era impresionante, pero también demasiado complejo y caro. Entonces se le ocurrió crear una escala espejo en la parte inferior del kigonki. Al golpear una nota, la otra resonaba como un eco y, al tocar una melodía, ésta parecía llegar de algún lugar lejano, pero a la vez conocido. ¡Un efecto cósmico!
Su colección de escalas pentatónicas es muy amplia. Además, han incorporado al equipo a una artista que pinta cada pieza en bicapa de dos colores. A su espectacular sonido, le han sumado la belleza plástica.
Chema Pascual

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?