LALITA DEVI

LALITA DEVI FOTODANZA Y EXPRESIÓN
Bailarina Holística, integra la Danza como Lenguaje del Alma.
Diplomada en Hatha Yoga, Chakradiagnosis y Reiki Usui y Egipcio.
Dirige la Formación Integral en Danza Kundalini, Danza Sagrada Ritual, Movimiento Holístico Femenino y Círculo Integral de Mujeres. Imparte clases regulares de Danza Mística, talleres de Ady Yoga, y encuentros de Giro Místico.
Organiza espectáculos de Danza, Música y Poesía para el Despertar.
Es directora artística de SarasvatiDanza, fundadora de Sarasvati Espacio Holístico en Madrid, y de la Asociación Lalita Devi.

facebookwww

Darse a Luz

“Durante toda la Eternidad Dios está en la cama de parto dando a luz.  La Esencia de Dios es Parir.” Maestro Eckhart

Como Mujeres que somos, en algún momento de nuestra vida nos habremos planteado el hecho de ser Madres. Madres físicas, madres palpables, de un bebé, de otra vida. Madres.
De alguna forma, el hecho de ser madres es algo natural, inherente a nuestra condición de mujer, y muy arraigado en nuestra sociedad y cultura.
Cuando una Mujer se plantea ser madre, puede ser desde un lugar muy visceral, ancestral y salvaje (la llamada del instinto reproductivo), desde un lugar racional (es algo que nos planteamos desde un punto de vista mental, organizado y planeado) o desde una sensación emocional (adoramos los bebés o los niños, deseamos que ese bebé nos aporte cariño, amor, o que ocupe una parte de nosotras que sentimos vacía de algún modo).
Es importante que como Mujeres seamos conscientes del paso que supone ser Madres; es un acto iniciático, un proceso alquímico y de gran transformación interna y externa.
La sociedad y la tecnología nos han ido apartando del acto natural de dar a luz, de parir, de embarazarnos, y nos ha inculcado mucho miedo con todo lo que concierne a este acto tan sagrado. Separándonos del propio cuerpo, y del propio acto natural de parir.
Antes de ser madres, a mi parecer, deberíamos ser conscientes de nuestra condición como Mujeres, de forma independiente. Reconocernos en la mujer que somos, y observar cual es el motor que nos impulsa a quedarnos embarazadas y comenzar este nuevo ciclo de Vida, si es que éste aparece.

212 LALITA
Ser Madre, ha de ser uno de los actos más sagrados y místicos de la experiencia femenina desde el Cuerpo, puesto que es un acto de entrega, compasión y servicio. Un ofrecimiento desde el Cuerpo, a otro Ser, otra piel, otra mirada y sonrisa. Un milagro de la naturaleza, y al mismo tiempo un regalo del acto de entrega desde la Unión Sagrada del Hombre y la Mujer.

Pero Mujer, no sé si alguna vez te habrás planteado, el gran acto que es “Parirse a una Misma”. Darse a luz una y mil veces, replantearse la existencia, y permitirse crearse en potencial infinito. 

Leer más

Vuelta al Templo Interior. Una Danza de Retorno a la Pureza Femenina

 Mujer, Fuego Sagrado Eres.

Fuego de la Creación, Pasión, expansión, transformación, muerte y Vida. Vida-Muerte-Vida.

211 LALITA

Eres la Tierra que se genera desde las cenizas, creando materia, sustento, nutrición y vida.
Eres las Raíces que recuerdan el linaje de los ancestros, que acompañan cada uno de tus pasos.
Eres el Agua que arrastra, purifica, limpia y guía.
Agua que aclara, apaga la sed y enciende la vida. Que fluye sin obstáculos y encuentra las rendijas para que continúe encendida esa chispa de inspiración, gozo y alegría.
Eres el Aire, fruto del aliento divino que vive en tu pecho, alojado en el centro del Corazón, esperando danzar y volar libre, como un pájaro anhelando su liberación.
Eres Amor puro, Compasión, Entrega, Rendición.
Eres el Éter, el que todo acoge y sostiene.
Eres Visión Clara, Intuición, Fortaleza.
Eres Comunicación a todos los planos, verbal, mental, corporal, emocional y astral.
Eres la conexión entre todas las cosas, sutiles y materias.
Eres la tejedora de sueños y realidades que sostiene la colmena desde el Amor incondicional, desde el hilar de la vida, desde la gestación de los sueños e ideales, desde la Creación Universal.
Eres Conocimiento, Luz y Entendimiento. Eres Canal, conexión directa a la Tierra y al Cielo.
Un Ser Amado, creado a imagen y semejanza de la Madre Tierra y el Padre Cielo.
Conectada a los Ciclos, a la Luna, a las Estaciones, a las Mareas, a las Estrellas y a tus hermanas las Mujeres.
Tu Cuerpo es el mayor de los Templos. El Templo de Gaia y el Templo del Cielo. El Altar de tu Alma. Un espacio sagrado donde todo está contenido.
Desvelar sus secretos será tu misión. Dejando caer las capas que no te corresponden y que ocultan la verdadera Luz del Ser.
Acceder a su Infinito Potencial será uno de los inmensos regalos que te están esperando.
Aceptar en Gratitud, Humildad y Gozo la bendición de estar encarnada en un cuerpo de Mujer, en este momento de la humanidad, para ofrecer todos sus dones y compartirlos para la evolución conjunta de este nuevo Mundo que nos está esperando.
Abrazar todos los dones ocultos, y ofrecerlos en forma de Danza. Danzar la Vida y la Existencia, desde el Sagrado Femenino que te pulsa, en cada célula, invitándote a este Éxtasis de Liberación y Purificación profunda.
Recordar la Pureza que eres y de la que procedes. Volver a habitarla. Invocarla. Honrarla. Danzarla.
El Templo está esperando tus pasos, ser colmado de flores, velas, inciensos, aceites…y tu Danza.
Pasos descalzos que invitan a venerar cada paso de nuestra vida, y a crear nuevos senderos de voluntad divina.
Danza Mujer, en este espacio Sagrado de la Espiral. Donde cada Mujer es un bastón sagrado para el Mundo, y sus Cuerpos son lugares de culto, veneración y gozo. Cuerpo dónde encontrar la belleza de la naturaleza, desde su parte más salvaje a la más celeste. Cuerpos que son historias, y vértices de transformación y sanación profunda.
El Templo te está esperando.

Leer más

DEL RITO AL ÉXTASIS

Parece que en un mismo contexto no podrían ir de la mano estas dos expresiones: Rito y Placer, Sagrado y Gozo, Cuerpo y Espiritualidad. 

La religión extendida hoy por hoy en Occidente, ha desvirtuado el origen de la espiritualidad, separándola del cuerpo, del placer y del vínculo profundo con lo femenino. 

Antiguamente, el vínculo con lo Sagrado estaba asociado a los misterios de la Vida-Muerte-Vida, siendo el cuerpo femenino un Templo de adoración en diferentes culturas y tradiciones.

El Cuerpo femenino era lugar de culto y transformación, en comunión con la Naturaleza y sus ciclos, con la Luna y sus fases. La Mujer era conocedora de su poder creador y de su íntima relación con los elementos.

210 LALITALa Mujer, traía con ella, la Magia de la Vida, portando en su vientre, nuevas criaturas. Esto fue uno de los primeros actos de asombro para el hombre del Paleolítico. Y por tanto su figura como Madre dadora, gestante, fue uno de los símbolos de adoración más empleados en el Arte de aquellos tiempos. 

Las cavernas eran lugares de Rito, Adoración, Iniciación, que simbolizaban el propio Útero de la Madre. Y en las paredes y entradas de estos espacios sagrados, aparecen pinturas rupestres o figurillas de Cuerpos Femeninos, representando el culto a la Diosa, a lo Sagrado Femenino, a la Vida. 

En el aspecto de la Danza, las primeras danzas rituales aparecen como medio de comunicación entre el hombre y lo divino, siendo conocedores de la danza como lenguaje mágico para expresar desde el espíritu. Danzas de origen catártico, en las que el cuerpo es tan sólo un vehículo para que el espíritu entre en comunión con lo divino. 

En estas experiencias de trance, el cuerpo como vehículo experimenta gozo y placer en ese viaje sensorial y mágico. Así el acto ritual, no separa el espíritu de los sentidos, ni el rito de lo placentero. 

De hecho el propio Rito, es el que puede llegar a generar un estado de Éxtasis, al ser un medio de conexión con la divinidad, los elementos, el espíritu y el más allá. 

Ese Éxtasis, nos recuerda la verdadera existencia, el origen del que procedemos y al que retornaremos, la infinita expresión del Universo. 

La Danza Ritual baila y ofrece desde el Cuerpo y el Espíritu, un medio de atención plena, entrega, y puesta al servicio de la Divinidad. En ese instante en que nos ofrecemos, nos volvemos pequeñas y diminutas, siendo conscientes de que en esa danza hay algo mucho mayor que nosotras que nos está haciendo danzar. Bailamos al servicio del Espíritu, y del Ser Superior, del Dios-Diosa, del Universo. 

Cuando comprendemos este acto de entrega, se experimenta la disolución. Desaparecemos. Nos volvemos “Nada”. Y en ese mismo instante nos volvemos Infinitas, Gigantes, Inmensas, Grandiosas. 

Al reconocer que en ese movimiento, en ese cuerpo, en esa Danza, hay algo mucho más grande que la propia existencia. El Gozo que percibimos en esa experiencia es místico, sutil, delicado y salvaje al mismo tiempo. 

Cuerpo y Placer. Gozo y Espíritu. Vida y Muerte. Rito y Éxtasis.

Lalita Devi 

Bailarina Holística

Creadora y Facilitadora de Danza Mística, Danza Kundalini y Poesía en Movimiento

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?