Aproximaciones a la espiritualidad Sufí

181 CARLOS

La espiritualidad en el sufismo es vivir el instante, en el aquí y ahora pero desde el espíritu, esa chispa que alumbra nuestro interior y que es inmortal. Los velos representan los aspectos negativos de la personalidad o carácter que están cubriendo al espíritu. La finalidad es llegar a actuar en el día a día con un carácter noble, tener una buena relación con los demás y con el Creador; esto nos abrirá los estados de conciencia  y alcanzar la satisfacción en lo cotidiano
Definición de espíritu
El espíritu ruh se encarna en el embrión a los 120 días de gestación y éste sale del cuerpo físico con la última espiración llevando consigo los actos de su existencia en este mundo. El cuerpo es una carcasa para albergar al espíritu y a la personalidad.
El cuerpo y el ego no son inmortales, el espíritu sí lo es. Muy lejanamente se puede definir al ruh porque se escapa a nuestro conocimiento racional, pero se le puede conocer algo por sus efectos.
El ruh es luz, no fuego ni turba. Es una energía sutil creada por Allah en el mundo de lo invisible malakut que se encarna en el feto a los cuatro meses de ser concebido. Tiene que ver con el yo original, el rostro adámico. Nos aproximamos a él cuando eliminamos los velos de oscuridad óntica, las capas de oscuridad del ego que lo cubren; entonces, adquirimos cierto grado de visión interna, intuición del corazón o visión del mundo del No-Visto.
El espíritu de cada ser humano se alía con el Gran Espíritu, Allah, rindiéndose y siendo absorbido en Su Océano de Misericordia. El océano es Él, uno no es más que la cresta de Su Ola Oceánica.


Grados de desvelamiento y de proximidad a Allah
Los diferentes niveles del ego:
El ego pasional y egoísta, el ego que se hace consciente de sus imperfecciones, el ego inspirado, el ego sosegado que se somete al corazón integrándose en el Espíritu, el ego complaciente y contento, el ego complacido por su Señor y el ego purificado.
Contemplar al ser humano desde una cosmovisión, obliga a considerar la triada del cuerpo jism, el ego nafs y el espíritu ruh.
Porque en última instancia, lo que se da es separación entre el corazón de uno y de su Señor. Es por esto que la enfermedad física o mental está provocada por angustia de separación.
Así, podemos hablar de niveles jerárquicos de espiritualidad o de lejanía-proximidad del espíritu de uno con Allah. Consideremos:

  1. El origen único de la enfermedad psicosomática es el ego nafs (a excepción del origen genético).
  2. Y se localiza en cierto lugar del cuerpo.
  3. Este estado psicoemocional afecta al corazón qalb.
  4. Es el espíritu ruh, el que está velado por lo psicológico emocional.
  5. En ultima instancia es separación, velamiento de Aquel que es Poseedor de la Luz Nur.

Se dice que hay seis estados o moradas del espíritu:

  1. Morada del ego o estado egótico, maqam an-nafs.
  2. Morada del corazón, maqam al-qalb.
  3. Morada del espíritu puro, maqam ar-ruh.
  4. Morada de los secretos divinos, maqam as-sirr.
  5. Morada de la proximidad de Allah, maqam al-qurb.
  6. Morada del retorno a Allah, maqam a-wisal.

Los cuatro océanos de los estados espirituales
En todo momento podemos estar navegando por alguno o varios de los cuatro océanos, buceando a diferentes profundidades:
Océano del saboreo, paladear los estados espirituales.
Océano del desvelamiento de los significados, mayor comprensión de las realidades.
Océano de las luces, resplandores, claridades.
Océano de la vacuidad/ plenitud.

Métodos, técnicas y prácticas sufíes para desvelar el espíritu
Desde los primeros tiempos, los maestros sufíes elaboraron y transmitieron la “ciencia de los estados espirituales”, una “psicología” de la espiritualidad, consistente en la puesta en práctica de ese conocimiento, el cual no puede transmitirse mediante libros, sino mediante una transmisión directa. El buscador recorre el camino en la observación de sí mismo, conociendo los estados y las moradas por donde pasa, tratando de estar presente desde un carácter noble, volviendo a uno y recordar a Allah en todo acto y pensamiento. El dhikr – recuerdo de Allah- se menciona en el Corán 122 veces.
Todas las órdenes sufíes tienen en común la práctica del Islam y el “recuerdo de Allahdhikr, el hábito de estar en compañía de los hermanos sufíes, la cortesía o adab para con los compañeros y con el maestro shayj.
La meditación sufí o dhikr es una recitación de los nombres de Allah –u otras formas para recordarle–, en voz alta o en silencio. El dhikr también puede ir acompañado de movimientos del cuerpo y puede hacerse individual o en grupo. Las reuniones de dhikr están acompañadas en algunas tariqas –órdenes sufíes- por instrumentos de viento -como el ney- o de percusión, y de la recitación de poemas wird de santos sabios walis o recitación del Corán. El dhikr tienen la capacidad para despertar al buscador del sueño de la ignorancia. Otras prácticas como el canto sama´ de amor por Allah, por Su creación y por el Profeta (s.a.w.s).
Hay otras prácticas que no son comunes en los círculos sufíes como son la hadrah los sufíes se posicionan en círculo y agarrados de la mano, alternando el balanceo, como palmeras tocadas por el viento, y la presencia en vertical, ambas formas son acompañadas por una hiperventilación rítmica y la recitación de los nombres de Allah. El significado de hadrah es presencia -la Presencia de Allah– en el que se repite el nombre de Allah el Viviente, ésta práctica fue desarrollada por un sufí del siglo XII, el Shayj Abdel Qadir al-Yilani.
El giro derviche fue ideado por Rumi en Konia. Su aprendizaje dura un tiempo largo, porque durante ese tiempo se recibe la transmisión del conocimiento de una técnica y barakah del maestro. La técnica consiste en girar sobre el pie izquierdo, que hace de eje y centro del cuerpo. El giro se realiza hacia la izquierda (sentido levógiro, como en las vueltas a la Kaaba en Meca), simbolizando la domesticación del ego y el viaje de retorno hacia Allah. Durante el giro suelen repetirse loa 99 nombres sagrados de Allah.
En algunas órdenes se emplea el análisis simbólico de los sueños y se considera que hay dos tipos de sueños: los producidos por la actividad mental y aquellos que son del mundo de lo Invisible. También son usados los relatos de cuentos por sus metáforas y consejos.

Tagged under: Luciana Rago

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?