Los nueve cuerpos luminosos

184 SEBASTIAN

Dentro del actual sistema de creencias respecto a la constitución invisible del ser humano y sus cuerpos sutiles que comparten muchas personas, prácticamente está todo tomado de las enseñanzas de la Sociedad Teosófica que fue, a través de distintos libros y autores como Annie Besant, Leadbeater, Blavastky o Alice Bailey, la que divulgó conceptos tales como cuerpo astral, causal o mental entre otros.
Por un lado, incorporó elementos tomados del hinduismo y el budismo y, por otro, busco acoplarlos en lo posible a conceptos cristianos o aristotélicos como el del alma o espíritu, y con otros entonces de moda como los espiritistas. La prolífica producción literaria de los teósofos junto a lo novedoso y desconocido de sus propuestas para los occidentales, produjo una respuesta entusiasta a los postulados teosóficos que luego se extendió cuando fue incorporado al heterogéneo ideario del movimiento nueva era.
Pero esta concepción de una multiplicidad de cuerpos propios del ser humano encuentra otro modelo en el antiguo Egipto. Este modelo imperó durante siglos en toda el área de influencia de la cultura egipcia y se incorporó al sistema de creencias de las religiones mistéricas greco-romanas. La difusión exclusivamente oral de estas enseñanzas, provocó que casi se perdieran, pero afortunadamente aun se conservan.

Para los egipcios el ser humano reúne nueve cuerpos. Los llamaron cuerpos luminosos.
Tres de ellos pertenecen a la actividad física. Otros tres a la energética. Los otros tres serían trascendentes y eternos. Veamos cuáles son:
KAT. Es el cuerpo físico, orgánico. Participa de todos los demás y, por decirlo de algún modo, todos los demás "están" en él menos uno, el ak.
KAIBIT. Es representado como una sombra. Es el residuo resultante de las actividades mentales, emocionales y demás que no son físicas. Pervive un tiempo después de la muerte hasta su desintegración.
KA. Es un concepto fundamental en la cultura egipcia. Es el doble vital del ser humano (tiene la misma apariencia que el físico) y cumple distintas funciones. Una de ellas, es la de "traductor" de elementos espirituales que directamente no llegarían a los físico. Necesita ser también alimentado. Su alimento es la fuerza vital perteneciente a todo lo creado. Los egipcios sabían alimentar su ka. Otra función es la de "filtro" de fuerzas nocivas. Sobrevive a la muerte y su función en el paso al más allá es fundamental, La forma de tener un ka fuerte es amar y ser amado.
SEKEM. Es la compleja estructura energética del ser humano. En Egipto consideraban básicamente que en el ser humano confluían dos principales. Una estelar que provenía del cielo y otra que provenía de la tierra. La energía siempre está en movimiento y lo hace en forma de ochos.
REM. Literalmente significa "nombre". Para los egipcios, los seres humanos tenemos, además del nombre del mundo, un nombre "estelar". Este nombre sería una suerte de código que activaría la vida. Cada ser humano, como criatura individual tiene su propio código-nombre único e irrepetible.
HEKA. Significa magia y, literalmente, "el movimiento del ka"; al igual que el sekem corresponde al cuerpo físico (kat), el heka corresponde al ka. Esta disciplina de mover el ka voluntariamente formaba parte del conocimiento de los magos.
IB. Es el corazón real que está invisiblemente escondido "detrás" del corazón físico. Se representa como un pequeño vaso y de este símbolo proviene el medieval del vaso del Grial. A la muerte de la persona ese vaso recoge la "esencia" de los frutos de la vida del individuo.
BA. Se representa como un ave que tiene la cara del difunto. Este cuerpo sutil tiene la función de llevar el ib, el corazón, cruzando en mundo intermedio entre la vida terrena y lo eterno. Este ba debe de estar sostenido por un ka fuerte para que pueda "volar a lo alto". Si no es capaz de cruzar ese mundo intermedio, deberá volver a la tierra a buscar un nuevo cuerpo físico.
AK. Es el cuerpo de resurrección. Es la parte espiritual del ser humano que no encarna en lo físico y que "tira" hacia arriba del ba. Forma parte de la naturaleza e individualidad del ser humano. De este concepto nace el mito del "alma gemela".
Además de estos nueve cuerpos luminosos, en el ser humano habitaban tres fuerzas. Dos de ellas creativas que operaban en conjunto. Se llamaban SIA y HU. Sia era el pensamiento creador y hu el verbo creador. Ambos emanan de la Inteligencia Creadora. La otra fuerza es SAI; los griegos la identificaron como destino, pero para ser más precisos, sería la función que cada uno debe cumplir en la vida y los respectivos dones que recibe para ello.

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?