MUJER SERPIENTE

207 LALITA

“El poder oculto en la sombra”
Desde tiempos inmemoriales, la Serpiente ha ocupado un lugar importantísimo en la simbología de las culturas ancestrales de todas las civilizaciones de la humanidad.

Un símbolo de profunda sabiduría que acoge la comprensión de la totalidad filosófica del Universo. También con muchas controversias, y dualidad en su comprensión por las diferentes culturas.

"En la Antigüedad, la serpiente fue símbolo de:
1. Sabiduría, de la perfección y dinamismo de lo Real; representó también la regeneración psíquica y la inmortalidad.
2. Es la imagen del alma que reencarna y se “reviste de nueva piel”. Se refiere también al primer rayo de luz emanado del Divino Misterio.
3. Es símbolo de eternidad, de aquello que sin interrupción se gesta a sí mismo.
4. También, completando el significado anterior, es símbolo del tiempo y sus ciclos.
5. Es, como casi todos los símbolos primeros, un símbolo doble: es la luz, tanto la física como la espiritual; pero es también símbolo de su sombra, de la oscuridad de la materia, del mal, de la sustancia espiralada que atrapa al alma en su torbellino.
6. La serpiente es símbolo del sol espiritual (el sol central de las tradiciones ocultistas) y de su “cuerpo”, el sol visible; símbolo, por lo tanto, del Logos Creador como de la Inteligencia deslizándose en la eternidad. Pero también, por ejemplo, en Egipto, se la relacionó, astronómicamente, con los eclipses, como una serpiente que quiere devorar al Sol, por ejemplo, Apap en Egipto.
7. Con varias cabezas en movimientos espasmódicos es símbolo de las pasiones humanas, y también de los poderes psíquicos.
8. Es símbolo de la gran Vida-Una, el Jiva-Prana de los hindúes, y su movimiento, que llama a los mundos a la existencia.
9. Pero también de la muerte y de la guía que acompaña a los difuntos en el reino invisible.
10. Se refiere a los sabios, a los siempre-vivos, pero también a las almas desencarnadas.
11. La serpiente es símbolo de la energía sexual, la de los cuerpos tratando de perpetuar sus formas, y la de las almas tratando de perpetuarse en sus inmarcesibles esencias.
12. Es el símbolo de la Tierra, de sus energías y de sus potencialidades, la “madre de todo cuanto se mueve” de los textos sagrados hindúes".
( Extracto del artículo “La serpiente, símbolo Universal” de José Carlos Fernandez.)

Desde el punto de vista de la Danza, y más en concreto desde el trabajo profundo con lo Sagrado Femenino, la Serpiente es un símbolo y una representación presente en las Danzas Rituales de diferentes tradiciones y culturas ancestrales, destacando la del Antiguo Egipto, Antigua Creta ( época Minoica) y la India, entre otras. 

Es a través de este poderoso simbolismo, que la Mujer regresa a su origen, surcando las profundidades propias de su cuerpo y de su psique. Accediendo sigilosamente desde el movimiento serpenteado a las ondulaciones de sus emociones profundas, y al reencuentro de su infinito potencial alojado en sus aguas oscuras.
La serpiente, es un animal que de primeras no nos evoca cariño o dulzura, es una reacción de miedo, respeto, o incluso pánico en ocasiones.
Acceder al potencial de estas danzas ancestrales, nos devuelve de inmediato a un contacto profundo con nuestra serpiente interna. Esta serpiente nos revela los misterios del cuerpo femenino, de nuestros ciclos, de los procesos naturales de vida-muerte-vida que experimentamos mensualmente, del descenso a nuestras profundidades, y del ascenso a la renovación, transformación y renacer. Mudar de piel. Morir una y mil veces para volver a Ser.
La serpiente nos ofrece sabiduría, conocimiento incalculable, es la sanación, la medicina, el veneno y el antídoto.
Los movimientos de Ondulación Infinita, presentes en las Danzas Rituales del Antiguo Egipto, son una oda a esta expresión de transformación, así como un acceso consciente a la Fertilidad y la Sexualidad Sagrada Femenina.
Las caderas toman las riendas del movimiento, se vuelven más flexibles, más fuertes, más conscientes. La pelvis se relaja, y al mismo tiempo se tonifica profundamente. El Útero, los ovarios y los riñones se recargan de energía CHI y se vuelven más enérgicos, luminosos y vitales.
Las emociones se movilizan, y como el agua , somos capaces de movilizarlas dejando marchar aquellas que estaban estancadas y bloqueadas, permitiendo rellenar nuestro cuenco de vida, con agua fresca renovada.
Acceder a nuestra Serpiente Interior, es un acto de valentía, coraje y fortaleza, que nos permitirá abrazar nuestra parte más instintiva, animal y oculta; para abrirnos a un mayor entendimiento de nuestra propia existencia.
La Mujer Serpiente, es flexible, poderosa, con su energía creativa-sexual reconocida y expresada, con una salud vibrante, y una mente despierta y clara. Es intuitiva, y sigilosa percibe todo lo que acontece a su alrededor. Su movimiento es mántrico, infinito, y alude al ciclo mágico de renovación de la tierra y la vida.
La Danza es un maravilloso medio para ofrecer esta herramienta de reactivación femenina, empoderamiento y sutileza. Nos permite integrar no sólo el simbolismo de esta serpiente, si no su fluidez, reconociendo nuestro cuerpo como el Templo dónde se crea la magia de la transformación y la renovación.
Aceptar nuestra mujer creativa, sexual, fuerte, flexible, intuitiva e instintiva que se aloja en nuestras aguas profundas, esas que surca nuestra serpiente, y que están esperando ser contempladas y danzadas.
Desde mi experiencia personal como bailarina holística, y como terapeuta a través del movimiento, son impresionantes las transformaciones que he percibido en las mujeres que acompaño en mis cursos o formaciones de Danza Kundalini.
La Ondulación infinita les invita a entrar en un estado suave y sutil de concentración y trance, dónde se disuelven los límites entre inconsciente y consciente, expresándose desde un cuerpo vigoroso, saludable, íntegro y esencial.
El movimiento mántrico nos lleva a crear surcos en nuestro cuerpo y psique, accediendo nuestra parte más olvidada, la oscura e intuitiva parte del ánima. Desde allí es que podemos sanar, liberar y transformar, desde experiencias traumáticas, a emociones bloqueadas que impiden nuestra libertad de expresión, gozo o creación.
Creo que es indispensable, que la Mujer actual vuelva a reconectar con su Serpiente Interior, para ser chamana de su propia existencia, artesana de su vida, y conocedora de su propio Cuerpo.
La serpiente se aloja dormida, en nuestro plexo sacro, en nuestro cinturón de vida, y está esperando ser despertada!
Que la Danza nos recuerde la Libertad del Alma
Con Amor y Gratitud
Lalita

 

Un Mujer conocedora de su ciclo menstrual, de sus potenciales en cada fase, es una Mujer Fortaleza. Porque reconoce sus necesidades a cada instante. Porque no se engaña. Porque es fiel a su propia Esencia.
¿Cómo desarrollar nuestra Fortaleza Femenina de forma cotidiana y sencilla?
•    Despiértate antes del amanecer cada día
•    Sal a respirar aire puro en silencio nada más levantarte.
•    Prepara una infusión de limón y jengibre.
•    Practica 15min de Yoga y 15min de Danza Libre y 5 min de Meditación
•    Date una ducha estimulante, con aceite esencial de verbena, bergamota o hierba limón.
•    Desayuna Abundante, fresco y sano ( según tu tipología y tu momento del ciclo)
•    Vístete según tu necesidad ese día ( objetivos del día, momento del ciclo, citas o reuniones)
•    Dedica al menos 30 min al día para fortalecer el cuerpo (danza, montar en bici, correr, nadar, yoga…) y otros 30 min para relajarlo (descanso, masaje, respiración consciente, caminar presente, silencio…)
•    Anota los momentos del día donde te hayas sentido vulnerable o sensible, y aquellos donde hayas experimentado bienestar o fortaleza.
•    Consulta tu diagrama lunar y corresponde tus sensaciones con tu ciclo y si estás ya relacionada con ello, también con las fases lunares astrológicas.
•    Experimenta estas pequeñas pautas durante 21 días.
La Fortaleza se puede experimentar de forma sutil en tres planos de conciencia:
FORTALEZA de la Tierra: Fortaleza del ÚTERO. Es nuestra primera conexión desde el cuerpo con la materia, la creación, la energía primigenia. En realidad la fortaleza parte de este vínculo íntimo y poderoso, el de la Tierra y nuestro Útero. Toda nuestra fortaleza en la vida y en nuestra danza, surgirá de la Fortaleza de la Tierra, de la Fortaleza de nuestro Útero! Este vínculo se activa, tonifica y entrena con técnicas de DANZA KUNDALINI a partir de movimientos de Danza Oriental (movimiento pélvico, retroversión de pelvis, balance, twist, círculos, ochos, infinitos…) Este trabajo activará cuerpo físico y emociones, aflojando y liberando tensiones, bloqueos , ayudándonos a expresarlas mejor.
FORTALEZA de la Esencia: Fortaleza del CORAZÓN: El siguiente centro a fortalecer es Anahata Chakra, la zona del pecho, dónde se alojan corazón y pulmones, la Esencia Vital y nuestros sentimientos. Para fortalecer este centro por supuesto  recomiendo Yoga y Meditación, y Danza, en especial Danza India, pues es una danza que nos ancla y enraíza a la tierra, pero activa el corazón despertando fluidez en nuestro pecho y torso, brazos y manos, cuello y cabeza.  Así disocia la conexión cielo-tierra, y amplifica la apertura del corazón, sin perder el anclaje a la tierra. Las piernas y caderas fuertes a la tierra, el pecho fluido como un junco abriendo el corazón. Los brazos y manos dibujando y expresando hacia el cielo.
FORTALEZA del Espíritu: Fortaleza del TERCER OJO
La Danza Persa, también es una excelente técnica para abrir el corazón, aunque además al ser tan ligera y elevarse hacia arriba, nos abre a canales superiores, despertando también Anja Chakra, sobre todo en su faceta de danza ritual o mística. Junto con el Giro Sufí o Giro Sagrado, son técnicas que nos aportan claridad mental y visión clara. En la danza mística, el carácter repetitivo y mántrico de algunos movimientos nos lleva a estados de trance, dónde el alma vuela, y el espíritu se expande libre.
Siempre manteniendo nuestras raíces fuertes y sostenidas por la Tierra.
Por ello, siempre digo en mis clases a las Mujeres que acuden, que nuestra mayor fortaleza reside en nuestro ÚTERO, y que es desde él que danzamos, y que todo el potencial de nuestro movimiento procede de él. Y a él retornará.
Desarrollemos nuestra Fortaleza Femenina, respiremos, caminemos, dancemos, vivamos desde el ÚTERO. Y nuestros dones serán manifestados a través de nuestro Cuerpo de Mujer, aquí, en la Tierra.
A seguir entrenando Mujeres!
Con cariño y gratitud

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?