EL SIMBOLISMO EN LA DANZA MÍSTICA

209 LALITA

EL SIMBOLISMO EN LA DANZA MÍSTICA

 El sistema de símbolos que permite representar un concepto, una creencia, o un suceso, se conoce como simbolismo.

La Danza se compone de movimiento, quietud, símbolos, emoción, sentimiento y espíritu.

Los movimientos permiten que el cuerpo adquiera fluidez, elasticidad, sutileza, y pueden o no seguir un patrón rítmico o melódico. La quietud, es el espacio vacío que contiene todos los demás movimientos. Es el estado de reposo, del cual nacerá cualquier otro movimiento. Por tanto; tiene tanta o más importancia que el propio movimiento. 

Como decía Isadora Duncan: 

"Las líneas de una forma verdaderamente hermosa siempre sugieren movimiento, incluso en reposo. Y las líneas que son verdaderamente hermosas en movimiento, siempre sugieren reposo, incluso en el vuelo más rápido. Es la cualidad de reposo en movimiento, la que dota a los movimientos de su dimensión eterna.”

El propio vaivén del movimiento y la quietud, combinados, generan una emoción en el bailarín, y en quién lo esté observando. Esa emoción fluye como un río al son de las caderas, los pies, los brazos y la cabeza del ejecutante. La propia emoción, nos mueve, y crea nuevas formas de movimiento y expresión, siendo por tanto un motor de impulso importante en nuestra obra de creación y expresión. 

Si escuchamos el cuerpo, al danzar podremos estar presentes y habitar de forma profunda nuestra danza. Este acto se convierte en una meditación profunda, cuando realmente conectamos con el motor de nuestra danza, desde dónde nos movemos, y hacia dónde nos dirigimos, qué entra en juego, qué se activa, qué se moviliza…

Así la Danza siempre está viva, y nunca es la misma. Es un acto sagrado de escucha, de atención plena, que nos regalará gozo y presencia eterna. 

Escuchar nuestros procesos de creación es también una gran ayuda, para comprender en profundidad nuestra danza. Si creamos desde una idea (patrón mental), desde una emoción (patrón visceral), desde un sentimiento (patrón vivencial), o desde el propio cuerpo (patrón orgánico). Estos patrones nos permitirán crear y acceder a diferentes estados del Cuerpo, Alma y Espíritu a través de la Danza. Todos son válidos, todos son profundos, todos son verdaderos.

Cuando traspasamos este umbral del movimiento y la quietud, y accedemos a la emoción y/o sentimiento, aparece otro nivel en nuestra Danza. La profundidad celular de lo que nos está moviendo, el contenido conceptual, cultural y simbólico que nos está contando una historia a un plano  más sutil y profundo. 

Aparece el simbolismo del movimiento, el simbolismo de la danza. La danza como símbolo, como manifestación del cielo en la Tierra y de la tierra en el cielo.

En las Danzas Sagradas de las Tradiciones Místicas de Oriente, el Símbolo es parte indispensable del movimiento. El símbolo crea por sí solo. El símbolo Es. El Símbolo manifiesta, nutre y comparte información que se encuentra alojada en el inconsciente colectivo, en el legado cultural de la humanidad.

Por tanto, todas las tradiciones que se sirven del símbolo para manifestar a través del Arte, están ofreciendo una llave para acceder a planos sutiles de conciencia y conocimiento.

Estas danzas de la Tradición Mística nos ofrecen Geometría Sagrada a través de los cuerpos, activando planos de energía en quién los provoca y en todo su Universo. Así las bailarinas místicas son bastones sagrados para el mundo, sacerdotisas de su propia existencia y conocedoras de la magia del propio movimiento.

La Danza India ofrece posiciones geométricas complejas (Danza Oddissi, Mohinyyattam), en las que se reconoce con facilidad la dualidad o disociación de la Tierra y el Cielo en el propio cuerpo de la Bailarina. Los Mudras, son poderosos símbolos que expresan y cuentan historias, pero que también se sirven de la activación de nadis específicos, o puntos de energía del cuerpo para provocar estados sutiles de conciencia y concentración. Además los pies, bien enraizados a la tierra, se adornan con cascabeles, para aportar peso, conciencia y ritmo al movimiento. También era una forma de ahuyentar a las serpientes y a los malos espíritus en las danzas del desierto.

Hay 7 estilos de Danza Clásica India, y además Danza Folklórica y Danza Nómada del Desierto. En todas las tradiciones se ha mantenido esta transmisión de los símbolos (Mudras, representaciones de la naturaleza, serpientes, pájaros, elementos…) y es a través de ellos que la Danza y la Bailarina cobran otra dimensión. 

En la Danza Persa también encontramos simbolismo muy marcado. En esta tradición, en sus orígenes basada en el Zoroastrismo, las bailarinas representaban los elementos de la naturaleza, danzando sus estados y potenciales. Era por tanto una danza muy conectada a la naturaleza, y a la astrología. Las formas, las líneas, los desplazamientos de los planetas…eran interpretados a través de la Danza. Con el paso del tiempo, las conquistas del imperio persa, y la adaptación a otras culturas como la otomana y la india, comenzaron a incluir movimientos y símbolos afines y característicos de todos ellos. Así podremos encontrar simbología casi idéntica en algunas danzas indias (sobre todo las del norte, como el Kathak), en las que las posiciones de la bailarina, movimientos de brazos, manos y torso nos revelarán de inmediato una gran similitud. 

La Danza Persa Mística, inspirada por la Poesía Mística Sufí, nos regala el  simbolismo de los grandes poetas y místicos sufíes como Rumí, Omar Khayyam, o Hafez. El pájaro, la rosa, el vino, el Amor… son símbolos que evocarán el movimiento de la representación. Danza que nace del corazón, y que se centra en movimientos de expansión y contracción, de vida y muerte, de renacer. 

El Giro Sufí, nace de la línea esotérica y mística del Islam, el Sufismo. Repleto de simbología y trascendencia, es un encuentro con uno mismo, con la Fuente de Luz, Conocimiento y Amor, con el Amado. El Giro, es un Círculo. Símbolo que lo abarca todo. Representa el Sol, interno y externo, las órbitas de los planetas, y el movimiento mántrico y repetitivo que nos lleva de vuelta al origen, al hogar, a la perla oculta en nuestros corazones.

“Es por esto que la Danza para mí desata la necesidad de seguir estudiando, investigando, creando y compartiendo. Desde la quietud al movimiento. Del movimiento a la emoción. De la emoción al sentimiento. Del sentimiento al Corazón. Del Corazón al Espíritu. Del Espíritu a Dios.”

Amor y Gratitud 

Lalita Devi 

Bailarina Holística

Creadora y Facilitadora de Danza Mística, Danza Kundalini y Poesía en Movimiento

 

 

Un Mujer conocedora de su ciclo menstrual, de sus potenciales en cada fase, es una Mujer Fortaleza. Porque reconoce sus necesidades a cada instante. Porque no se engaña. Porque es fiel a su propia Esencia.
¿Cómo desarrollar nuestra Fortaleza Femenina de forma cotidiana y sencilla?
•    Despiértate antes del amanecer cada día
•    Sal a respirar aire puro en silencio nada más levantarte.
•    Prepara una infusión de limón y jengibre.
•    Practica 15min de Yoga y 15min de Danza Libre y 5 min de Meditación
•    Date una ducha estimulante, con aceite esencial de verbena, bergamota o hierba limón.
•    Desayuna Abundante, fresco y sano ( según tu tipología y tu momento del ciclo)
•    Vístete según tu necesidad ese día ( objetivos del día, momento del ciclo, citas o reuniones)
•    Dedica al menos 30 min al día para fortalecer el cuerpo (danza, montar en bici, correr, nadar, yoga…) y otros 30 min para relajarlo (descanso, masaje, respiración consciente, caminar presente, silencio…)
•    Anota los momentos del día donde te hayas sentido vulnerable o sensible, y aquellos donde hayas experimentado bienestar o fortaleza.
•    Consulta tu diagrama lunar y corresponde tus sensaciones con tu ciclo y si estás ya relacionada con ello, también con las fases lunares astrológicas.
•    Experimenta estas pequeñas pautas durante 21 días.
La Fortaleza se puede experimentar de forma sutil en tres planos de conciencia:
FORTALEZA de la Tierra: Fortaleza del ÚTERO. Es nuestra primera conexión desde el cuerpo con la materia, la creación, la energía primigenia. En realidad la fortaleza parte de este vínculo íntimo y poderoso, el de la Tierra y nuestro Útero. Toda nuestra fortaleza en la vida y en nuestra danza, surgirá de la Fortaleza de la Tierra, de la Fortaleza de nuestro Útero! Este vínculo se activa, tonifica y entrena con técnicas de DANZA KUNDALINI a partir de movimientos de Danza Oriental (movimiento pélvico, retroversión de pelvis, balance, twist, círculos, ochos, infinitos…) Este trabajo activará cuerpo físico y emociones, aflojando y liberando tensiones, bloqueos , ayudándonos a expresarlas mejor.
FORTALEZA de la Esencia: Fortaleza del CORAZÓN: El siguiente centro a fortalecer es Anahata Chakra, la zona del pecho, dónde se alojan corazón y pulmones, la Esencia Vital y nuestros sentimientos. Para fortalecer este centro por supuesto  recomiendo Yoga y Meditación, y Danza, en especial Danza India, pues es una danza que nos ancla y enraíza a la tierra, pero activa el corazón despertando fluidez en nuestro pecho y torso, brazos y manos, cuello y cabeza.  Así disocia la conexión cielo-tierra, y amplifica la apertura del corazón, sin perder el anclaje a la tierra. Las piernas y caderas fuertes a la tierra, el pecho fluido como un junco abriendo el corazón. Los brazos y manos dibujando y expresando hacia el cielo.
FORTALEZA del Espíritu: Fortaleza del TERCER OJO
La Danza Persa, también es una excelente técnica para abrir el corazón, aunque además al ser tan ligera y elevarse hacia arriba, nos abre a canales superiores, despertando también Anja Chakra, sobre todo en su faceta de danza ritual o mística. Junto con el Giro Sufí o Giro Sagrado, son técnicas que nos aportan claridad mental y visión clara. En la danza mística, el carácter repetitivo y mántrico de algunos movimientos nos lleva a estados de trance, dónde el alma vuela, y el espíritu se expande libre.
Siempre manteniendo nuestras raíces fuertes y sostenidas por la Tierra.
Por ello, siempre digo en mis clases a las Mujeres que acuden, que nuestra mayor fortaleza reside en nuestro ÚTERO, y que es desde él que danzamos, y que todo el potencial de nuestro movimiento procede de él. Y a él retornará.
Desarrollemos nuestra Fortaleza Femenina, respiremos, caminemos, dancemos, vivamos desde el ÚTERO. Y nuestros dones serán manifestados a través de nuestro Cuerpo de Mujer, aquí, en la Tierra.
A seguir entrenando Mujeres!
Con cariño y gratitud

“Mientras busques la perla de la mina, perla eres.

Mientras el pan desees, pan eres.

Cuando comprendas esa sutileza,

Verás que cualquier cosa que busques, eso eres.”

RUMI 

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?