La Cocina de la Abuela

195 MONTSE BRAD

Cuando mencionamos esta frase LA COCINA DE LA ABUELA, todo el mundo puede entender fácilmente de lo que se trata. Puede que vengan a nuestra mente ya platos como un estofado de legumbre, un caldo casero, un plato suculento de proteína, hecho con Cuidado, Amor, Dedicación Y Tiempo.
Platos que no se producían descongelándolos en el microondas, o comprándolos ya hechos.
Con ingredientes básicos, se elaboraban platos que nos ofrecían toda su energía, vitalidad y solidez. Y nos satisfacían y nutrían a todos los niveles.
Es necesario volver a esta clase de cocina casera, de toda la vida, para que en algunos años no se haya perdido totalmente y podamos todavía dar referencia a ella.
 Esta clase de cocina, abarcaba la parte sensorial, tradicional y los ingredientes naturales (principalmente del reino vegetal- lo que la madre Tierra nos ofrecía estacionalmente).
Puede que a nivel inconciente LA COCINA DE LA ABUELA, también sabía los efectos de las combinaciones de los alimentos y su alquimia. Podía “reanimar a un muerto”. Platos de siempre, que nos nutrían a todos nuestros niveles mas profundos de nuestro ser.
Podemos recuperar muy fácilmente esta clase de cocina, con alimentos principalmente del campo, de origen vegetal (cereales integrales, legumbres, variedad de verduras, frutas, semillas, frutos secos, y verduras del mar), estos son los alimentos que comúnmente componen la dieta mediterránea y que nuestros antecesores se alimentaban principalmente de ellos.
Alimentos de la estación y del campo.
Podemos crear platos estupendos con estos alimentos, si sabemos como combinarlos y como cocinarlos. Creando recetas que “deseamos” con alimentos que “necesitamos”.  

Para quien esta recomendada este estilo de cocina?
Pues diríamos que para todos, ya que todos necesitamos sus efectos: Nutrir, Dulzor, Calor Interior, Estabilidad, Centro Y Vitalidad.
Si miramos en la rueda de la vida, en todas las edades del ser humano, necesitamos tener esta forma de cocina:
•    Los niños y adolescentes, porque necesitan estar sanos, fuertes y tener suficiente energía y vitalidad para crecer. Su cuerpo les pide mucho y tenemos que nutrirlo adecuadamente.
•    Las mujeres, porque durante toda nuestra vida, pasamos por numerosas etapas fisiológicas, y cada una de ellas nuestro cuerpo nos pide energía y vitalidad.
Y cuando llegamos a la última etapa, la menopausia, si nos hemos alimentado principalmente de proteínas de origen animal (de efecto de acumulación, calor extremo y acidez en la sangre…) nuestro cuerpo empezara a reaccionar de la misma forma: aumento de peso, colesterol, sofocos, sudores, y desmineralización...). Creo que es una inversión totalmente necesaria para nuestra calidad de vida en un futuro no tan lejano!
•    Los hombres, porque su cuerpo les pide energéticamente platos con potencia, calor profundo, que generen vitalidad y energía.  Muchos hombres atraídos por filosofías y formas de vida más naturales, se debilitan totalmente, siendo vegetarianos. Hay que saber cocinar estos alimentos, sino se irán directamente en unas semanas a comer carne de nuevo.
•    Ancianos/as- También este grupo de nuestra sociedad, necesita esta forma de cocina, para poder ayudar a un cuerpo ya no tan ágil y vital a que no surjan problemas de: peso, colesterol, enfermedades cardiacas, del sistema nervioso, de huesos, etc.
Sabemos muy bien el efecto acido que producen en nuestra sangre, el consumo de todas las grasas saturadas, seguido de una acidificación de la sangre, y por consiguiente una total desmineralización en huesos, debilidad del sistema nervioso, etc…
Podemos muy fácilmente observar modelos de sociedades (especialmente orientales) que se han alimentado de forma más vegetariana  y comparar el nivel de agilidad y salud física que tienen estos viejecitos. Todavía se les puede ver haciendo Tai-chi muy temprano en las mañanas, mas vitales que puede gente joven de nuestra sociedad .
•    Personas con deficiencia de peso, se habla mucho del aumento de peso por un lado, debido al enorme consumo de grasas saturadas y productos comerciales.
Pero no hay en el mercado, ningún libro que ayude a las personas con deficiencia de peso a equilibrarse.
O que dé pautas a reflexionar para ver las causas del porque este niño-a, adolescente,  mujer, hombre anciano-a, tiene deficiencia de peso. Y como ayudarles a salir del problema.

•    Personas en el mundo alternativo, especialmente vegetarianos. Muchas personas piensan que podemos vivir con tan solo ensaladas y frutas. O no se sabe cocinar, como general la Alquimia, las combinaciones adecuadas con los alimentos adecuados.
Si deseamos nutrirnos con alimentos del reino Vegetal, tenemos que aprender a cocinarlos, sino, tendremos carencias y deficiencias y diremos que esta forma no funciona. Aunque lo que no funciona, son nuestros conocimientos o diríamos la carencia de ellos. Hay que profundizar y tomárnoslo en serio!
Cuando tengamos en nuestra mesa:  una lasaña de lentejas, o un plato de albóndigas de tofu, o un fricando de seitán, o una fideua, una paella, unos garbanzos a la marinera o un buen guiso de verduras, sentiremos como esta cocina nos alimenta en profundidad, y poco a poco vamos regenerándonos y  revitalizándonos

LA ALIMENTACION DE NUESTROS ANTEPASADOS
La calidad de nuestra alimentación está intrínsecamente ligada a la calidad de nuestra salud y de nuestras vidas.
Desde los últimos 200 años, debido a la modernización de la agricultura y a los productos procesados, nuestra alimentación se ha ido apartando más y más de una forma tradicional y natural.
La alimentación tradicional, que consumieron nuestros antepasados durante miles de años, estaba basada en: Cereales Integrales, Verduras Y Frutas Locales Y Estaciónales, Semillas, Frutos Secos, con una pequeña cantidad de Productos Animales, Algas y condimentos Naturales.
Todo En A Naturaleza Tiene Su Propia Energía Y Fuerza Vital.
Observando y siendo concientes de las cualidades y efectos de cada alimento, será la base para obtener nuestros propios Standard de Salud y Vitalidad. Aportando a nuestra vida la base para la armonía y el equilibrio en nuestro cuerpo, mente, emociones y espíritu.

LOS ESTILOS DE COCCIÓN
Para obtener Nutrición, Dulzor, Calor Interior, Estabilidad, Centro Y Vitalidad, hay que utilizar estilos de cocción que comporten mas tiempo, por lo cual más tiempo de llama, mas sal y más aceite en cocción.
La llama será media / baja, aportando a lo que se cocina una energía de calor interior, relax, sabor dulce natural y riqueza. La cantidad de agua en cocción será mínima.
Estilos De Cocción tales como: estofados, sopas, cremas, salteados cortos de verduras con proteínas (seitan, tofu o tempeh), salteados largos de verduras de raíz, horno, fritos, rebozados, presión.
Por supuesto, que utilizaremos ensaladas y verduras crujientes, que refresquen, como componente de equilibrio en la mesa. Pero estas no nos aportaran la energía interior de que nos estamos refiriendo.
Por lo que podemos ver, que no todo se resuelve cocinando todas nuestras verduras al vapor! Hay que variar y nutrirnos de diferentes efectos y energías que nos aportan diferentes estilos de cocción. Si deseamos generar el efecto de nutrir a nivel profundo y que su efecto sea acumulativo, a largo plazo, podemos también usar dos tipos de cocción en una misma receta:
•    Podemos rehogar las cebollas o los puerros y luego añadir el resto de las verduras para hacerlas estofadas.
•    Hacerlas al vapor y luego saltearlas con un poco de aceite, salsa de soja e hierbas aromáticas.
•    Escaldarlas y luego saltearlas en plan rápido, incluyendo alguna proteína vegetal,
•    semillas o frutos secos tostados.
•    Hacerlas al vapor y luego añadir alguna salsa, polvo de almendras y gratinar en el horno durante unos minutos.
•    O puede que al estofado, le añadamos alguna proteína vegetal previamente frita...
Puede que veamos el proceso complicado, pero si miramos las formas de nuestra cocina tradicional, observaremos que son exactamente igual: paella, macarrones, guisos, estofados de leguminosas, caldos... siempre se efectúan varios procesos para obtener el resultado final.
Claro esta, esto comporta mas tiempo en la cocina y el olvidarnos del horno microondas.
Aunque con organización y conocimientos podemos todavía usar el refrán: “Comer para vivir y no vivir para comer” Al fin y al cabo, que valor le damos a nuestra salud? Y a la de nuestra familia? Vamos a comprometerla? Cortar camino para llegar con mas rapidez a donde? A quien estamos engañando?

 

Tagged under: Montse Bradford

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?