Buscar

Cómo llevar una alimentación consciente en verano

247 ILUS MUNDO WEB¿Vives para comer o comes para vivir? ¿Te alimentas de forma consciente?

La alimentación consciente, o mindful-eating, es una forma de alimentación que se fundamenta en disfrutar y ser más consciente del proceso de alimentación, tan básico para nosotros. Desde que Hipócrates pronunciara su famosa frase “que el alimento sea tu medicina, y tu medicina tu alimento”, hasta hoy, hemos ido olvidando poco a poco la importancia del proceso de nutrición de nuestro cuerpo. La alimentación consciente es una forma diferente de comer, que no se basa en dietas milagro que prometen resultados estéticos, si no que se fundamenta en el disfrute del proceso de la nutrición. Alimentación consciente es preparar tu plato con mimo, es disfrutar de los aromas, de las texturas y de los sabores. Alimentación consciente es masticar con cuidado y poner atención plena en este proceso. Es ser consciente de cómo estás nutriendo a tu cuerpo y con qué alimentos lo estás haciendo.

¿Cómo es la alimentación en verano?

El verano es una estación en la que solemos variar nuestras rutinas. Los días son más largos, hace calor y solemos pasar más tiempo en la calle. Además, en las vacaciones, el horario de comidas se vuelve totalmente anárquico. Por todo esto nuestra alimentación puede volverse un completo desastre. No llevar un orden en las comidas provoca que terminemos tirando del “picoteo” o comiendo a deshoras, lo que hace que nos alimentemos de una forma más “inconsciente”.

Comer de una forma compulsiva e inconsciente tiene muchas consecuencias negativas. Entre las más perjudiciales están el exceso de calorías, las malas digestiones y el hecho de no elegir bien los alimentos con los que nos nutrimos. Llevar una alimentación sana y consciente hará que vivamos más tiempo y con mejor salud.

¿Qué es la alimentación consciente o mindful-eating?

Mindfulness significa atención plena, presencia. Es estar atento en todo momento a lo que te ocurre. Disfrutando de cada proceso, de cada sensación, de cada instante. El mindful-eating no es más que disfrutar de alimentarse.

Puedes disfrutar de todo lo que rodea a la comida. Disfruta de hacer la compra, mientras adquieres productos saludables para ti y tu comunidad. Disfruta de la decisión que has tomado al comprar verduras locales de producción ecológica, ya que esa compra te beneficia a ti y a los que te rodean. Disfruta también de preparar esa comida, de elaborar los deliciosos y nutritivos platos que más tarde saborearás en la mesa. Piensa en cada paso de la elaboración. Siente que estás haciendo algo positivo para ti: mejorar tu salud y tu vida.

Consejos para llevar una alimentación consciente.

  • Estar presente en cada fase de la preparación: Elabora con mimo un menú semanal y haz una lista de la compra. Sé consciente y disfruta de ese momento.
  • Adquiere productos saludables y de cercanía: Si centras tu atención en ese momento, comprarás los mejores productos para tu alimentación. El comprar estos productos va a producir en tu organismo una sensación de bienestar inmediata.
  • Prepara con mimo tus platos: La elaboración es el proceso más bello. Corta con cuidado cada verdura, saltea todo con cuidado, siente cómo estás preparando tus alimentos. Adereza tus platos para que sean sabrosos.
  • Cuida el lugar dónde te sentarás a comer: escoge un lugar agradable para disfrutar de este momento. Alejado de distracciones y malas vibraciones. Cuida el espacio al máximo. Siéntate en la mesa con todo lo que vas a comer bien presentado y disponible. Come en silencio.
  • Come despacio: con mimo, masticando de forma consciente. Saborea cada cucharada, siente cada textura. Disfruta de tus alimentos.
  • Controla tu saciedad: si estás conectado en tu proceso de alimentación, sentirás cuando has de parar. No comerás ni de más ni de menos, si no lo necesario para cubrir tus necesidades.
  • Controla el tiempo: pon un cronómetro y controla el tiempo que inviertes en tu alimentación. Cuánto más conscientemente te alimentas, más tiempo invertirás.

¿Por qué debemos ser más conscientes de nuestra alimentación?

En los tiempos que corren, el ser humano está acostumbrado a vivir a mil revoluciones por minuto. No nos paramos en ningún momento a, simplemente, disfrutar. Vivimos anestesiados por tantos estímulos que, cada vez, es más difícil sentir bienestar.

La alimentación es uno de los pilares de nuestra existencia, pero dedicamos cada vez menos tiempo a ella. Ya no cultivamos nuestros alimentos y, poco a poco, estamos dejando de elaborarlos en nuestras casas. Un proceso tan fundamental como es el de la nutrición debería tener reservado mucho más tiempo de nuestro día y mayor espacio en nuestra mente.

Productos ecológicos para una alimentación sana

La alimentación consciente nos invita a retomar esta relación directa con la comida y tratarla con la importancia que se merece. Disfruta de una alimentación sana y consciente. Usa productos ecológicos de calidad. Ya que están cultivados de una manera más respetuosa con el entorno y no han sido tratados con pesticidas químicos, dañinos para tu cuerpo. Busca productos de cercanía y de temporada.

Hugo Bermúdez

Más en esta categoría: « Ayurveda en Verano