231 ILUS RAMONW

“El conocimiento de uno mismo es el primer paso para toda sabiduría”, Aristóteles.

“Yo sé quién soy… y sé qué puedo ser”, Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes

“De todos los conocimientos posibles, el más sabio y útil es conocerse a sí mismo”, William Shakespeare

“Sólo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú”, Aldous Huxley

Como vemos en estas citas a lo largo de la historia de la Humanidad se ha planteado la importancia del autoconocimento y su gestión a través del desarrollo personal para la consecución de las metas y objetivos de cada uno (ya sea obtener un puesto de trabajo satisfactorio, una relación plena o ser feliz…).
Hoy en día esta necesidad se ha convertido en urgencia imperiosa ya que vivimos en un ambiente que los expertos VUCA (tiempos de una gran volatilidad, muy ambiguos y complejos con un futuro incierto) Tiempos con falta de claridad (incluso en los valores directores de nuestro comportamiento ) que cambian continuamente generando una gran incertidumbre (solo hay que ver el cambio tecnológico en los 10 últimos años) y muy complejos en el que muchas veces estamos imposibilitados de saber qué queremos y cómo conseguirlo.
En este escenario si no logras conocerte bien a ti mismo, ser consciente de cuáles son tus fortalezas y debilidades, aprender a identificar tus estados de ánimo y las consecuencias que estos pueden tener en tu comportamiento, difícilmente podrás controlar tus reacciones y utilizarlas productivamente. Tampoco podrás comprender bien el comportamiento de los que te rodean, ni podrás actuar con efectividad en tus relaciones interpersonales, lo que resulta esencial para ambicionar una vida plena en todos los sentidos.
Es básico entender que:
Las valoraciones, las distintas impresiones, juicios y expectativas que nos creamos nosotros mismos sobre los temas y sobre cada situación se ven influidos por diversos factores que configuran nuestra personalidad como es el marco familiar, experiencias previas, capacidades naturales y principalmente el sistemas de creencias.
Este sistema de creencias aprendidas desarrolla verdaderas conexiones neuronales automáticas que hacen que ante un estímulo reaccionemos desde lo aprendido sin reflexión y sin posibilidad de gestión porque se disparan desde la inconsciencia de lo reactivo.
Por lo general, adoptan la forma de pensamientos o de diálogo interior: (No soy capaz, Voy a estropearlo como siempre, a mí no me quiere nadie, soy demasiado mayor…)
Conocer y comprender el funcionamiento de nuestra mente, así como dominar y gestionar de una forma más eficiente nuestros pensamientos nos capacita para detectar, cuestionar y trascender todas aquellas creencias limitantes, falsas o erróneas acerca de la visión que tenemos de nosotros mismos y del lugar que ocupamos en la sociedad.
La neurociencia y los conocimientos actuales sobre el cerebro (cerebro reptiliano, cerebro límbico y neo córtex) explican la relación que hay entre estos pensamientos y la liberación hormonal que desencadenan. Una respuesta emocional que, sin el filtro de la consciencia de nosotros mismos, pueden disparar una reacción en nuestros comportamientos creando experiencias contrarias a los que queremos o nuestros valores dictan.
Así que tener una higiene mental (qué piensas sobre ti, cambiar los pensamientos negativos en positivo etc.) te apoya a manejar tus procesos emocionales.
Sobre las emociones habría que saber que pueden proporcionarnos información valiosa sobre nosotros mismos, sobre otras personas y sobre determinadas situaciones. Sentir ansiedad ante un examen puede ser una señal de que necesitamos prepararnos mejor. El enojo que tienes contra tu pareja por no darte la razón puede ser por una necesidad de ser valorado.
Si escuchamos la información que nos proporcionan las emociones, podemos modificar nuestras conductas y pensamientos con el fin de transformar las situaciones.
231 ANUN iNSIGHT-MARZO NUEVOwNuestras sensaciones nos acompañan siempre, pero rara vez les prestamos atención. Lo típico es que cobremos conciencia de ellas sólo cuando se desbordan. Pero, si prestamos atención, las experimentamos mucho antes de que surjan con tanta fuerza. Las personas que no reconocen sus sentimientos se encuentran en tremenda desventaja.
Las emociones nos llevan a la acción y muy frecuentemente los comportamientos derivados de la falta de gestión emocional, nos conduce a resultados dolorosos y muy lejos de nuestros objetivos, teniendo la sensación de incoherencia entre lo que quiero y lo que obtengo.
Es por ello que la higiene emocional a través de su conocimiento y gestión es necesaria para la realización de nuestra intención.
Si poseemos un alto grado de autoconciencia podremos ponernos a nosotros mismos en el punto de mira y observarnos en acción. Puesto que cada uno constituye el centro de su propio universo, debemos averiguar qué nos impulsa a hacer algo antes de intentar cambiar nuestras acciones con el fin de obtener mejores resultados. Debemos comprender qué cosas tienen importancia para nosotros, cómo las experimentamos, qué es lo que queremos y sentimos y cómo nos perciben los demás.
Conviene tomar conciencia de nuestras intenciones, porque esto nos puede dar información para concebir la estrategia más adecuada. Como sucede con las emociones, muchas veces no tenemos bien claro cuáles son nuestras intenciones. Otras veces, parecen estar en conflicto unas con otras.
La pregunta sería ¿qué quieres? y ¿cómo puedes lograrlo?
Siendo conscientes de esta ecuación (Las creencias estimulan las emociones y estas te llevan a actuar y relacionarte con el mundo), el autoconocimiento nos permitiría empoderarnos de nuestra vida y llevarla en la dirección que quisiéramos, obteniendo de ella lo mejor. Y no me cabe ninguna duda que sería felicidad, relaciones plenas, abundancia y prosperidad, además de una mejor y cuidada salud.
El autoconocimiento no solo se centra en nuestras limitaciones, sino también en nuestras fortalezas. En este punto es donde comienza el desarrollo personal. Y en líneas generales, consiste en convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. No en vano, cada uno de nosotros hemos nacido con una serie de cualidades, virtudes, capacidades y habilidades innatas. Pero a menos que sepamos detectarlas y desarrollarlas, permanecen ocultas en las profundidades de nuestro ser. El reto consiste en pelar las numerosas capas de cebolla que nos separan del núcleo, donde reside nuestra verdadera esencia y desde donde reconectamos con nuestro inmenso potencial.
Y desde ahí, hacer realidad nuestros sueños y anhelos.
“Si quieres conocer el pasado, entonces mira tu presente que es el resultado. Si quieres conocer tu futuro, mira tu presente que es la causa”, atribuida a Buda.

Ramón Martínez

Licenciado en Medicina por la UCM

www.insight.org.es

 

Seminario Insigth I 2019 - del 28 al 31 de Marzo

 

Información e Inscripción: Bego 639301302 - Eva 619740425 

 

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?