Buscar

Super User

Super User

Descarga VerdeMente en tu Ebook

EBOOK1

EBOOK4

 

Ya puedes leer VerdeMente en tu   EBOOK3

 ¡¡Tu primera revista con contenidos gratuitos para tu eBook!!

Ya puedes descargar exclusivos recopilatorios de la revista de VerdeMente en formato ePub.EBOOK2

Cada mes tendrás nuevos textos que iremos ampliando para que puedas desde nuestra web desde donde podrás descargar el archivo.

Ya no solo tendrás la revista en papel, en el móvil –App Verdemente Contenido Vivo- o en ordenador… también podrás disfrutar de ella en tu eBook.

Podrás tener los artículos de tus temas preferidos, sugiérenos los que más te interesen.
También disfrutarás de los contenidos de nuestros colaboradores al tener disponibles los artículos que te interesen.
Igualmente podrás leer artículos históricos que a lo largo de estos 20 años hemos ido publicando.
Estos son los primeros recopilatorios que hemos preparado para ti:

Yoga y Orientalismo. Ramiro Calle

Meditación. Juan Manzanera

Ken Wilber y la Psicología Integral. Raquel Torrent

Tradición original y otras reflexiones. Sebastián Vazquez  

Mitos Alimentarios y Nutrición. Ángela Tello  ¡¡¡ NUEVO EBOOK!!!

Mes a mes iremos ampliando estos recopilatorios. 

Leer más ...

Entrevista a la Dra. Prachiti Kinikar: profesional de la medicina Āyurveda

En esta entrevista os presentamos un breve diálogo entre Concha Jiménez, y la Dra. Prachiti Kinikar que os ayudará a entender conceptos clave del la medicina Āyurveda y sus ventajas para nuestra salud. La Dra. Prachiti Kinikar es Directora Académica de la Escuela Superior de Āyurveda y profesional nativa de la medicina Āyurveda desde el año 1994.
Bienvenida Dra. Prachiti. Como profesional de la medicina Āyurveda seguro que puede aclarar muchísimas dudas a las personas que quieren iniciarse en este conocimiento tradicional. ¿Qué es para usted Āyurveda? ¿Cómo lo explicaría a quienes no lo conocen?
Āyurveda es una forma de vida. Es vivir en armonía con uno mismo y con la naturaleza. Se trata de que todo cuanto hagamos esté conscientemente orientado al orden en nuestro sistema: elegir la comida, seleccionar el tipo de ejercicio, etc.
Las pequeñas cosas que ocurren día a día. Por ejemplo, añadir una hoja de laurel mientras se cocina pasta, como hacían nuestras abuelas, para conseguir que la pasta sea más digestiva. Todo eso es Āyurveda. Es estar en armonía con la naturaleza.
¿Por qué decidió estudiar Āyurveda? ¿Cuál fue su motivación?
Tenía un tío médico en la familia, muy conocido y respetado en Pune. Supongo que tuve esta pasión y sueño de ser médico desde la infancia.
Una vez que inicié mis estudios de Āyurveda en la universidad, tuve la suerte de contar con la guía de mis gurús. Todavía me considero estudiante de Āyurveda y cada vez que leo los textos aprendo algo nuevo.
Hoy en día, el ritmo de vida que la sociedad nos impone dificulta seguir un estilo de vida sano. ¿Qué aconseja a nuestros lectores para cambiar esta situación?
Si haciendo algo tenemos un problema de salud, continuando con lo mismo no se puede esperar un resultado diferente.
¿Cómo conseguir este cambio? Lo primero es observarse. Podemos empezar por lo que comemos. Hagamos un plan. Decidamos según la prioridad. ¿No nos preparamos para una importante reunión de trabajo o para un viaje de vacaciones? Hagamos lo mismo con nuestra alimentación para mañana.
Por ejemplo, si vamos a hacer lentejas al día siguiente, pongámoslas en remojo durante la noche. Será más fácil cocinarlas.
Por tanto, en lugar de la opción fácil de comprar lentejas en conserva, podemos tener lentejas saludables recién cocinadas.
236 ANUN AYURVEDA JUL19 wMuchas personas que empiezan a leer sobre Āyurveda sienten que resulta complejo de comprender y se desaniman para continuar aprendiendo. Dra. Prachiti, ¿qué le diría a estas personas?
Tengo sugerencias para los estudiantes. Quisiera explicarles cómo se debe estudiar Āyurveda:
• Leer y recitar el texto.
• Comprenderlo. Entender el significado entre líneas.
• Aplicarlo.
Es cierto que todos los textos originales están en idioma sánscrito. Por lo tanto, tener conocimiento del sánscrito es la condición ideal. Pero si consideramos a los estudiantes que no leen sánscrito, y que tienen conocimientos científicos básicos, lo más importante es su actitud:
• Interés.
• Aceptación.
• Recepción como si fuéramos una «pizarra en blanco». Es decir, aprender la ciencia de Āyurveda como es, evitando compararla con la medicina moderna. Con la experiencia acumulada me he dado cuenta de que los estudiantes llegan casi siempre a la misma conclusión: Āyurveda va mucho más allá de la medicina moderna.
• Practicar Āyurveda. Podemos ejercer de diversas formas:
– Como consultor de estilo de vida: después de estudiar el primer nivel de nuestra formación (Diploma), podemos transmitir el conocimiento aprendido, ya sea en beneficio nuestro o de nuestra familia y amigos.
– Como terapeuta: después de finalizar la formación avanzada (Máster), el conocimiento es más completo y el alumno ha adquirido práctica clínica, que es de suma importancia. Siempre sugiero a los terapeutas trabajar bajo la guía de un médico de ayurvédico y utilizar productos de buena calidad.
Para quienes quieren iniciar un estilo de vida ayurvédico, ¿qué recomendaría para empezar?
Primero, escucha tu sistema y sigue el ciclo de la naturaleza.
Levantarse temprano. Tomar agua tibia por la mañana. Hacer ejercicio regular. Tomar comida orgánica recién cocinada. Hacer una cena ligera y templada.
De todos estos años en los que ha trabajado como profesional de Āyurveda, ¿qué ha sido lo mejor para usted?
La gratificación, saber que puedo ser parte del proceso de bienestar y salud de la persona.
Despedida
Ha sido un placer compartir esta entrevista con usted. Muchísimas gracias Dra. Prachiti. Seguro que ahora muchas personas se animarán a profundizar en esta maravillosa ciencia, y a ponerla en práctica en sus vidas.
Gracias Concha, y gracias también a nuestros lectores por seguirnos.
Si queréis solicitar una consulta con la Dra. Prachiti Kinikar, lo podéis hacer a través de la página web: www.esayurveda.com

Leer más ...

El Viaje hacia la Paz

Todos deseamos ser felices en la vida, pero lo más que conseguimos tras nuestra búsqueda son instantes de ilusión, retazos de un espejismo. Nuestro anhelo es un sueño no satisfecho. Si indagamos la causa de nuestro fracaso comprobamos que la felicidad depende de tener una mente sana, y esto no resulta tan sencillo como pudiera parecer en un principio. La tradición budista va aun más allá en su pretensión de alcanzar la felicidad y transcendiendo esta breve existencia, abarcando las incontables vidas de nuestra corriente mental, con una intención que alcanza a todas las vidas futuras, persigue como objetivo último la completa y definitiva cesación del sufrimiento y la obtención de un estado estable y permanente de felicidad. En su enseñanza sobre "Las Cuatro Nobles Verdades" Buda habló sobre la existencia del sufrimiento antes de hablar sobre la causa que lo produce. Porque resulta imprescindible constatar la realidad del dolor en toda su dimensión para que nos veamos impelidos a buscar su causa. Además, el sufrimiento no puede ser detenido a menos que se suprima su causa. Del mismo modo, en nuestra vida cotidiana reconocemos que tenemos problemas y, para tratar de comprender qué es lo que los ha causado y así superarlos, debemos escudriñar debajo de la superficie, yendo más allá de las meras apariencias. En esta búsqueda, la tradición filosófica y psicológica budista de la mente se centra principalmente en un análisis detallado de las emociones humanas. En términos generales, el budismo define la mente como un complejo sistema dinámico en el que se integran las dimensiones cognitiva y afectiva de la psique.

237 ANUN THUBTEN wNunca podremos tratar adecuadamente las destructivas emociones perturbadoras, tales como la ira, el egoísmo, la envidia, el orgullo, la baja autoestima, etc., si no somos capaces de identificar y de controlar la fuente de la que surgen. Tendemos a creer que la causa de nuestros pesares y problemas está fuera de nosotros y generalmente esto no es cierto. Si ensanchamos nuestra mente, y nos distanciamos de nuestra concreta situación, podremos darnos cuenta de que nuestras emociones aflictivas guardan más relación con los hábitos de nuestra mente que con la persona o el acontecimiento que ha causado un incidente en particular. Buda explicó que la causa del sufrimiento es nuestra ansia, deseo y apego. Solo ocasionalmente podemos evitar que las cosas externas sucedan, pero siempre podemos cambiar nuestro modo de reaccionar ante ellas si miramos más allá de las causas externas -el jefe irrespetuoso, la pareja egoísta, las personas molestas- y examinamos por qué la emoción perturbadora aflora cuando esas circunstancias están presentes. Es inútil pensar que actuando sobre nuestro entorno exterior conseguiremos nuestra propia felicidad, esto es completamente imposible. Lo único que podemos hacer para proteger nuestra felicidad es modificar nuestra mente de tal manera que dejemos de percibir una serie de circunstancias en particular como un problema.

No hay manera de poder obligar a todos los seres a que sean amigos, ni tampoco podemos exigir que todo el mundo sea amable, atento y generoso con nosotros. Sin embargo, cuando transformamos nuestra mente, podemos liberarnos de nuestra dependencia de las condiciones externas. Esta libertad, a su vez, nos permite evaluar honestamente las posturas de los demás y un sentimiento amable hacia ellos emergerá de manera natural. Los veremos como amigos, con independencia de la manera en la que nos traten. Si afrontamos las emociones aflictivas que sentimos en nuestro interior, nuestros problemas se reducirán y desaparecerán lentamente.

Suprimir la ira, o cualquier otra emoción aflictiva, sólo conduce a un estallido posterior en el futuro. Cuando los maestros budistas exponen sus estrategias para controlar las emociones perturbadoras, en ningún momento nos sugieren que la solución pase por la represión. Tanto la psicología budista como la psicología moderna coinciden en señalar los efectos negativos de la represión. El enfoque budista recomienda llegar al fondo para eliminar la raíz de la emoción perturbadora. En otras palabras, los maestros aconsejan que modifiquemos nuestro carácter para reducir en la medida de lo posible el efecto de las emociones negativas. El lema es muy simple: practica la disciplina mental a través de la meditación, lo que se ha de llevar a cabo cuando nos sentimos relajados y racionales. Solo cuando estamos convencidos de que nuestras emociones aflictivas, y no los acontecimientos externos, son nuestro verdadero enemigo, nos sentiremos motivados para hacer que las cosas cambien verdaderamente.

No hay ninguna fórmula mágica que nos permita despojarnos de las emociones negativas de forma automática. Debemos enfrentarnos a ellas desde el conocimiento y superarlas a través de un verdadero análisis, una meditación interna y con grandes dosis de paciencia. Si queremos llegar a controlar nuestras emociones es imprescindible desarrollar la perseverancia, ya que estamos ante un proceso lento. Si nos damos cuenta de la naturaleza destructiva de las emociones negativas como la ira, el orgullo, los celos, etc, y si comprendemos que sus causas siempre permanecen latentes en nuestra mente, comenzaremos la práctica de la reducción de esas emociones y de su influencia en nuestra vida. Si con determinación obramos así habremos entrado en el Camino del Nirvana, un viaje espiritual que nos conducirá a la paz interior y la felicidad.

Amparo Ruiz Cortés
Directora de la Comunidad Thubten Dhargye Ling 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?