Buscar

Super User

Super User

Descarga VerdeMente en tu Ebook

EBOOK1

EBOOK4

 

Ya puedes leer VerdeMente en tu   EBOOK3

 ¡¡Tu primera revista con contenidos gratuitos para tu eBook!!

Ya puedes descargar exclusivos recopilatorios de la revista de VerdeMente en formato ePub.EBOOK2

Cada mes tendrás nuevos textos que iremos ampliando para que puedas desde nuestra web desde donde podrás descargar el archivo.

Ya no solo tendrás la revista en papel, en el móvil –App Verdemente Contenido Vivo- o en ordenador… también podrás disfrutar de ella en tu eBook.

Podrás tener los artículos de tus temas preferidos, sugiérenos los que más te interesen.
También disfrutarás de los contenidos de nuestros colaboradores al tener disponibles los artículos que te interesen.
Igualmente podrás leer artículos históricos que a lo largo de estos 20 años hemos ido publicando.
Estos son los primeros recopilatorios que hemos preparado para ti:

Yoga y Orientalismo. Ramiro Calle

Meditación. Juan Manzanera

Ken Wilber y la Psicología Integral. Raquel Torrent

Tradición original y otras reflexiones. Sebastián Vazquez  

Mitos Alimentarios y Nutrición. Ángela Tello  ¡¡¡ NUEVO EBOOK!!!

Mes a mes iremos ampliando estos recopilatorios. 

Leer más ...

Viviendas colaborativas o Cohousing

239 ILUS TRINI okLos seres humanos constituimos un raro espécimen sobre este planeta al que se le ha concedido una capacidad única: poder elegir. Esta capacidad nos otorga un enorme regalo: pone en nuestras manos (o más bien en nuestras mentes) la posibilidad de crear aquellas circunstancias que pueden hacer que nuestra vida se desarrolle de manera más satisfactoria. Indudablemente todos valoramos el hacer valer este derecho, aunque muchas veces renunciamos a él sin apenas darnos cuenta.

Nuestras vidas se desarrollan en un medio social, que si bien nos provee de muchas cosas necesarias para nuestro desenvolvimiento, a menudo se encarga también de que nos autolimitemos alimentando creencias que nos llevan a amoldarnos a modelos establecidos que no nos satisfacen, o a enfrentarnos a ellos desde la crítica o la revuelta y no desde la comprensión de que tenemos otra opción: crear aquello que soñamos.

En el trascurso del convulso siglo XX (conflictos bélicos desgarradores, conflictos sociales...) ,en esta parte del mundo, se ha ido fraguando un modelo de convivencia que si bien parece haber superado las expresiones más violentas anteriores, a menudo tiene sus limitaciones, puesto que potencia desmesuradamente el valor de lo individual sobre lo social o comunitario. Se empuja a considerar lo material como la mayor fuente de nuestro bienestar y se potencia la idea de llegar a hacerlo todo idealmente, contando solo con las propias fuerzas al tiempo que sutilmente fomenta la desconfianza hacia el otro. Es un “sálvese quien pueda” que como contrapartida hace que nos sintamos vulnerables frente a situaciones complicadas donde nuestra autosuficiencia se ve amenazada. Al mismo tiempo nos priva de poder enriquecer nuestra experiencia de vida en muchos aspectos al desarrollarse ésta en un cierto aislamiento, que en ocasiones puede ser dramático. En cualquier caso, este modo de vivir lo social hace que una parte de nosotros no se sienta atendida: esa llamada interna que sentimos a unirnos al otro y desde la libertad de cada uno crear lazos de colaboración y apoyo mutuo. Y nos surge esta pregunta ¿Es esto acaso una utopía?

Como respuesta, a mediados del siglo XX en Dinamarca varios grupos de personas se plantean nuevas formas de convivencia donde aunar lo individual y lo social de una manera más satisfactoria. Inician así la construcción de los primeros cohousing o viviendas colaborativas.

La libertad individual, el hecho de que cada individuo desarrolle lo mejor de sí mismo es, no solo respetado sino estimulado por el grupo con quien se convive. Y al mismo tiempo este hecho contribuye de un modo natural al bienestar del conjunto. Cada uno posee conocimientos y capacidades que pone al servicio de los demás, enriqueciendo de este modo su experiencia de vida y al mismo tiempo disfrutando de la satisfacción de sentirse útil para el otro. Esta forma de convivencia también amplía esos lazos afectivos que nos hacen más agradable la vida al tiempo que muchos aspectos en lo cotidiano se ven facilitados. De un modo natural todos cuidan un poco los unos de los otros, sin que eso suponga una carga para ninguno de ellos. Los niños pueden educarse en un ambiente donde se amplía sus relaciones más allá de su núcleo más cercano y pueden ser atendidos también por otras personas en esta especie de “familia ampliada”; los adultos enriquecen momentos de sus vidas compartiendo en este grupo humano que recuerda los pueblecitos de antaño y donde el contacto es estrecho y cercano; los mayores pueden ver con tranquilidad como sus capacidades van disminuyendo sin que ello les aparte de su entorno social y humano.

239 ANUN CB TRINI 3 webEn la actualidad este modelo de convivencia está muy extendido en los países del norte de Europa y en Estados Unidos. En menor medida, en otros lugares del mundo. En España ya contamos con varias experiencias de cohousing y sobre todo en estos últimos años el interés que se está despertando por conocer más a fondo esta de forma de convivencia es enorme. ¡Más de medio centenar de proyectos se encuentran en este momento en distintas fases de realización, distribuidos por toda la península y las islas! Los hay intergeneracionales y otros especialmente dirigidos a mayores de 65 años.

Los hay eligiendo un medio urbano para su ubicación, o bien un espacio rural o en plena naturaleza. En cada uno de ellos, sus integrantes eligen su proyecto arquitectónico y sus formas de funcionamiento desde un principio de respeto a la participación de todos de un modo igualitario. Es decir: comparten características comunes generales...y el resto lo crea cada grupo a su manera, pues justamente lo esencial que los define, aquello que está en la base de su creación, su motivación esencial siempre es ésta: SU FIRME DECISION DE TOMAR EL PODER SOBRE SUS VIDAS.

Cohousing Bustarviejo

www.cohousingbustarviejo.com

Leer más ...

Visión Natural también para niños

239 ILUS VISION okEl recién nacido ve borroso. Por eso, normalmente su madre se acerca a su cara para hablarle y es muy importante para el bebé el contacto visual en los primeros días de vida.
Durante los primeros meses va aprendiendo a fijar la mirada, a seguir el movimiento, a coordinar el uso de los dos ojos, a distinguir los colores. Más tarde empiezan a tener percepción de profundidad y a buscar objetos que salen de su campo de visión, comenzando la aventura de la visión periférica.
Así, vamos consiguiendo todas las cualidades de la buena visión.
Entonces, ¿qué ocurre con la visión de nuestros niños? ¿Por qué tantos niños llevan gafas?
Dicen que es el ritmo de vida, que el entorno no es favorable a mantener una buena visión.
En un trabajo de investigación con esquimales: los abuelos no tenían miopía y dos generaciones después, tras introducir las escuelas en el lugar, los nietos desarrollaron miopía, lo que avala que el cambio de costumbres y hábitos tiene que ver con el desarrollo de los problemas de visión.
En primer lugar, pasan el día en el colegio, mucho tiempo sentados, con posturas poco saludables. A esto se añade que a veces están aburridos escuchando al profesor y otras en tensión por si les preguntan la lección o por miedo a fallar. En segundo lugar, y no menos importante, están demasiado tiempo entre libros, cuadernos y pantallas y dispositivos digitales, tanto en el colegio como en casa. Pantallas, pantallas y pantallas y menos vida real. Esto es un desafío para los ojos y los agota por el hecho de estar enfocando mucho rato a la misma distancia y en dos dimensiones. Los ojos se fatigan, dejan de parpadear y la mirada se fija perdiendo la conciencia de la visión periférica. Un desequilibrio demoledor.
En tercer lugar, y consecuencia de lo anterior, los niños pasan mucho tiempo en el interior y no disfrutan lo suficiente de la luz natural, de los espacios abiertos y actividades al aire libre. Además no se mueven tanto como sería deseable. En el colegio están más tiempo sentados que en movimiento. Así, los ojos quedan también “aparcados”. Para compensarlo, los padres les apuntamos a actividades extraescolares, que están muy bien, todas muy interesantes, pero llegan en un momento del día en que están agotados, tras la jornada escolar…Y por último, pero no menos interesante, es importante el estado de ánimo, las emociones.
A los ojos les afecta la tensión mental, y la tensión emocional.
Hay situaciones en las que, de niños, nos vemos sin recursos para reaccionar o gestionar lo que nos pasa. El nacimiento de un hermano, la separación de los padres, la regañina de un profesor, el dichoso “bulling” en la escuela… Todo esto genera tensión, también en los ojos y por tanto, mala visión. Los ojos se quejan y nos dejan un mensaje: visión borrosa, dolor de cabeza, fatiga ocular, escozor o picor…
Para atender a este mensaje y antes de recurrir al uso de gafas EL MÉTODO BATES DE VISIÓN NATURAL devuelve a los ojos la capacidad para volver a ver sin esfuerzo.
¿Cómo? Aplicando los principios del Método (movimiento, centralización, relajación) a través de juegos visuales que enseñan a los niños a usar sus ojos tal como la naturaleza los diseñó para usarlos.
Los ojos están diseñados para moverse, para cambiar el enfoque cerca y lejos, para ver el espacio, la tridimensionalidad, seguir objetos en movimiento y tener un equilibrio entre el centro y la periferia, orientarnos en el espacio, ver los detalles…
EN RESUMEN:
• Luz natural, espacios abiertos para que la mirada tenga por donde viajar.
• Movimiento en todas direcciones mirando con interés
• Descanso, posibilidad de cerrar los ojos e imaginar, desarrollar la memoria visual.237 ANUN VISION NATURAL ok
• Y… JUGAR.
Son niños y les encanta el juego, y no neguemos que a nosotros, los adultos, ¡también!
La buena noticia es que en la Visión Natural, los educadores visuales usamos el juego para transmitir los principios de buena visión a los niños. Jugando se aprende más y es el mejor lenguaje para conectar con un niño.
Llevemos la Visión Natural a nuestras casas y colegios. ¡Hagamos que los pequeños y no tan pequeños tengan buena visión!
Padres y profesores, que están con niños, un mensaje claro: igual que les decimos lo importante que es lavarse los dientes, asearse, beber agua y comer bien… ¿sabemos lo importante que es usar bien los ojos y cuándo estamos usándolos con tensión? (saber reconocer estos signos de tensión visual es el primer paso para enseñar a los niños con nuestro ejemplo).
Infórmate en la ESCUELA MÉTODO BATES DE MADRID de los cursos para aprender Visión Natural.

Amelia Jurado

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?