CHEMA PASCUAL

CHEMA PASCUALINSTRUMENTOS PARA EL ALMA
Su vida ha girado alrededor de la música y los viajes. Crítico musical, creador de programas radiofónicos y estudioso de los sonidos místicos. En 1995 funda Ritual Sound, cuya filosofía es viajar a las diversas culturas del mundo y recoger los Instrumentos Sonoros que usan para conectar con Deidades, ancestros o formas de poder, y en último caso, para adentrarse en uno mismo.

www

Los Sonidos del Chamán: El Tambor Chamánico

213 ritual

Entre las primeras representaciones de la realidad que hace la Humanidad figura el animismo, en el que se cree que todo lo existente posee un alma o espíritu que lo anima. En ese contexto nace el chamanismo, donde coexisten diferentes realidades simultáneamente. La realidad física –lo que se capta a través de los sentidos– y la realidad espiritual, perteneciente a otro mundo. 

El chamán cabalga de un mundo a otro para hacer posible la comunicación entre el hombre mortal y los espíritus inmortales. Él puede conversar y negociar con los espíritus pues tiene la capacidad de verlos. De esta forma sirve a su pueblo para curar o recuperar almas extraviadas o robadas, a conducir el espíritu de un fallecido a un lugar seguro y apacible, a sanar patologías de seres atormentados por espíritus revanchistas. Con sus aliados de poder (espíritus en forma de animal que cohabitan con el chamán en sus viaje) ayuda a sus congéneres a ser más completos. 

Pero ¿cómo logra el chamán entrar en un mundo inaccesible para otros? Mircea Eliade, el gran investigador de este fenómeno, lo define así: “chamanismo es la técnica del éxtasis”. En efecto, el chamán ha de entrar en un estado de conciencia alterado o de trance, para viajar al mundo donde habitan los espíritus. En algunos casos emplea la ingestión de plantas sagradas como la ayahuasca o el peyote, entre otras. 

EL TAMBOR CHAMÁNICO

En las tradiciones siberianas y muchas de América del Norte y del Sur se accede al éxtasis a través del sonido repetitivo del tambor chamánico.

El tambor chamánico varía poco de unas tradiciones a otras. Se trata de un tambor de mano cuyo marco es de madera y la piel de algún animal cercano al lugar donde se elabore: bisonte, caballo o la más usada en la actualidad, de cabra.

Su forma puede ser circular en los amerindios, oval en Laponia, octogonal en Escandinavia, o redonda con protuberancias en Siberia. La piel se golpea rítmicamente con una baqueta de madera, forrada en un extremo para amortiguar el golpe y no dañar la piel. Si la tensión de la piel es correcta –ni muy húmeda ni muy seca– el sonido será seco y profundo, como si escucháramos el imaginario latido de la Tierra. 

Se ha comprobado que con un ritmo continuado de golpe de tambor con sonido seco y profundo a un ritmo de 220 ciclos por segundo, la mente entra en un estado alterado o éxtasis. El chamán se ve empujado por la vibración del tambor hacia el mundo de los espíritus. ¡Su aventura acaba de comenzar!

Leer más

El Diapasón Terapeútico

El Universo vibra y tú también. La vibración actúa donde emerge la energía corporal, sea en los meridianos (las líneas entrelazadas de la Acupuntura), en los campos sutiles bioenergéticos o en los centros de energía llamados chakras. Interactuando con ellos mediante frecuencias de sonido puedes lograr efectos concretos, relajantes o sanadores. 

Hoy te invitamos a profundizar en el rico mundo de los diapasones.  

Su efecto inmediato es una conexión profunda con la Tierra. Proveen calma. Tonifican los músculos y alivian el dolor muscular. 

Seguramente conoces los diapasones en forma de U. Si los pulsas producen una frecuencia exacta y emiten un leve sonido. La frecuencia de esta oscilación se mide en hercios (Hz), el número de estos ciclos por segundo. 

Normalmente se emplean para afinar instrumentos y su pieza más común es la nota LA en 440 Hz, que marca la referencia para colocar el resto de notas en su exacto lugar en la escala. 

Algunos escogen frecuencias que emiten los planetas al desplazarse en su movimiento orbital por el espacio, basado en los estudios que hizo el matemático suizo Hans Couso. Otros eligen frecuencias con las que vibran cada uno de los chakras o que afectan a un órgano en concreto. 

Colocarte un diapasón sobre el plexo solar o el tercer ojo puede resultar una experiencia sobrecogedora.  

212 CHEMA1

Construir un diapasón para que vibre en una frecuencia exacta es relativamente sencillo. Por ello dispones de un largo catálogo de modelos afinados para cumplir la función sanadora que requiera un tratamiento, o la afinidad que sientas por una frecuencia determinada.  

Existen dos tipos de diapasones: los que en sus extremos tiene unas pesas, y los simples (sin pesas). Los diapasones con pesas vibran con más fuerza y son los más adecuados para realizar un trabajo físico sobre tejidos musculares o huesos. Los diapasones sin pesas actúan más bien sobre el campo energético: aura, meridianos o chakras.  

EL USO DE LOS DIAPASONES CON PESAS 

Debes golpear el extremo del diapasón o pellizcarlo para sacar su máxima vibración. Luego apoya el extremo inferior -la parte que no vibra- sobre el punto que deseas trabajar. Muchos localizan los lugares basándose en los puntos o meridianos de acupuntura. Por ello, algunos terapeutas definen su trabajo con diapasones como acupuntura sin agujas. Otros eligen zonas doloridas o con exceso de tensión.  

El diapasón más conocido y usado es el Om 136,10 Hz. Esta afinación se basa en la frecuencia que emite la Tierra rotando un año alrededor del Sol. A una escala audible, es la frecuencia que resuena con el OM cósmico. Su vibración está relacionada con el principio creador del universo. Es la misma frecuencia del chakra del corazón. Calma, relaja, equilibra, reduce el estrés y la ansiedad. Sirve como soporte para la meditación y para conectar con el Todo. 

Leer más

Flauta Nativa Americana

UN CORTEJO SAGRADO

El gran jefe Satanta (Oso Blanco) está sentado con otros amigos kiowas alrededor de un fuego. Les dice en un susurro: “Amo recorrer las praderas. Es cuando me siento libre y soy feliz.” 

Mientras, su hijo Tene-Agopte (Pájaro Pateador) está terminando de construir una flauta en madera de cedro. La ha estado puliendo delicadamente con un canto rodado. Ahora coloca el tótem en la embocadura para que su protector cumpla su función. 

Pájaro Pateador camina a las afueras del pueblo con su flauta y se sube a las ramas de un arce sagrado. Le pide al Gran Espíritu la inspiración necesaria para tocar como nunca antes lo hizo. Sólo así puede atraer a la joven Amie Kiowan, por quien suspira cada noche. Y como si un viento meciera las suaves hojas del arce, de su flauta fluye un sonido embaucador, hechicero, la más dulce de las melodías dirigida al corazón de su amada. Amie Kiowan, siguiendo el sonido en un estado de trance, llega a los pies del arce. Aquella noche la luna se ocultó para dar sombra a los amantes.

Un cortejo primaveral en la inmensa pradera norteamericana, una flauta Kiowa, también conocida como Flauta Nativa Americana… Piensa en su finalidad. Al tocarla, el nativo deseaba incidir en el sentimiento amoroso de su amada, abrir su corazón. 

¿Puede un sonido crear la atmosfera adecuada para sobrecoger, para acercarte al otr@ de manera abierta, tierna, con total confianza? 

UNA FLAUTA ORIGINAL

La flauta y el tambor son los instrumentos nativos americanos legendarios. Hechas de bambú, madera, caña, hueso o cerámica, las diferentes tribus elaboraron durante generaciones sus flautas. Hoy en día se emplea el cedro, el nogal o el abedul.

Las tribus de las praderas consiguieron crear un instrumento de fácil ejecución pero de muy compleja elaboración. Normalmente las flautas de pico o frontales son totalmente huecas, y gracias al orificio en forma de bisel que se hace cerca de la embocadura, suenan razonablemente bien.

Sin embargo, las flautas nativas conllevan un proceso distinto que las hace únicas. 

A poca distancia de la embocadura se crea una pared que divide por dentro la flauta en dos. Ese obstáculo hace que el aire se dirija hacia un orificio superior, donde está una pieza de madera -tótem o protector- cuya misión es pasar el aire de nuevo a la flauta por una estrecha separación. De esta forma, el aire se introduce de nuevo en la flauta a una presión mucho mayor, dando forma así al característico sonido cautivador de esta flauta. 

211 CHEMA copia

LA MÚSICA SANADORA

La flauta nativa posee otra particularidad. A pesar de tener seis orificios para digitar, uno de ellos se puede tapar, de forma que quedan cinco para formar una escala pentatónica. Esto quiere decir que no hace falta ningún conocimiento musical para desarrollar melodías emotivas y evocadoras. 

Nos gustaría aconsejarte que la flauta sea de una sola pieza. Algunos artesanos abren la madera para vaciarla más cómodamente y luego pegar las dos partes. Esto hace que la vibración no sea uniforme y el sonido desigual. Si puedes acceder a una flauta agujerada con precisión, mucho mejor.

El mundo de las flautas nativas es muy variado. Las hay de todos los tamaños y escalas. Estas son las dos más comunes:

-La mediana está en una escala de Do y puede ser una buena elección para principiantes. Brinda un sonido medio aunque con tendencia al agudo. 

-La grande ofrece el sonido más natural y amoroso de todas las escalas. Está afinada en Fa sostenido, que corresponde al chacra del corazón. 

El sonido arquetípico de este instrumento es grave y melodioso. Si cierras los ojos te transporta inmediatamente a un estado de paz y de apertura, parecido al que podría sentir Amie Kiowan cuando se sentó bajo el arce de su amado.

Leer más

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?