FRANCISCO ALONSO

FRANCIASCO ALONSOCUERPO Y KINESOLOGÍA
Fisioterapeuta, Osteópata, formado en Cadenas musculares y Articulares GDS y Kinesiología Aplicada. Miembro del colegio de fisioterapeutas de Madrid. Codirector de Osteofisio, Centro de Fisioterapia y Osteopatía, profesor de Kinésica.

facebookwww

Mejora tu postura y di adiós a los dolores

 

En primer lugar espero que hayas tenido un buen verano y si has tenido vacaciones que te hayan servido para desconectar y cargar las pilas para afrontar de nuevo la vuelta al trabajo. En esta época dedicamos más tiempo a hacer actividades que nos gustan, y que cuando trabajamos nos es más complicado y sobre todo nos planteamos nuevos propósitos para el año desde el punto de vista de la salud.

Aprovechamos para hacer más ejercicio físico y comemos mejor porque tenemos más tiempo para cocinar, todo ello sumado a que hay más horas de sol nos hace sentirnos mejor y con más energía.
Pero la vuelta al trabajo es inevitable, y con ello pasar muchas horas en una postura sentada o gestos repetitivos que al final son el origen de dolores y problemas tanto de espalda como de articulaciones. Esa postura mantenida durante tiempo hace que el cuerpo se vaya adaptando y tengamos la sensación con el paso de los años que cada vez estamos más corvados y con más dolores.
Esas malas posturas mantenidas durante horas todos los días son el origen de dolores, zonas de desgaste, artrosis, problemas discales y viscerales como pueda ser el estreñimiento o la gastritis. Nuestro cuerpo, o mejor dicho, nuestro sistema fascial, tiende a acortarse y a retraerse cuando estamos en una misma postura varias horas durante muchos días, buscando que los músculos hagan menos trabajo y ahorro de energía, pero se vuelve un arma de doble filo ya que pierde su flexibilidad con el tiempo y nos va fijando en esa postura, como si fuera una cuerda que se acorta, produciendo dolor y artrosis a la larga.
En la consulta mucha gente me pregunta si tendrá artrosis como la tuvo su madre o su padre, y por lo tanto, si la artrosis es hereditaria, y mi respuesta es rotundamente no. Son mucho más importantes los factores ambientales como pueda ser nuestra alimentación, el ejercicio físico o las posturas mantenidas que tenemos a que si nuestros antepasados han tenido artrosis, de no ser así nos hubiéramos extinguido de la tierra.
¿Y qué se puede hacer para evitar esa temida artrosis o esas malas posturas que a la larga nos llevan a estar encorvados y son el origen de nuestros dolores?

Leer más

Escoliosis:Lo que no te Cuentan

Posiblemente entre dos y tres personas de cada diez que vienen a tratamiento de Osteopatía en algún momento han sido diagnosticadas o les han dicho que tenían escoliosis. Y aunque en algunos casos es evidente la curva de la columna vertebral, en otros es imposible verlo sin una radiografía.

Pero, ¿realmente la causa del dolor de espalda es la escoliosis? 

¿Qué soluciones me da la medicina a la escoliosis y los dolores a parte de natación, corsé u operar? ¿Qué nos pueden aportar las cadenas miofasciales para mejorar los dolores?

213 escoliosis1Partimos de la base de que en el cuerpo como en la naturaleza nada es simétrico. Todos tenemos un hombro más alto que otro, una pierna más larga, y por lo tanto todos en cierto modo tenemos algo de escoliosis, ya que estamos torsionados. Se ha constatado que en torno al 90% de las personas tiene el ilíaco derecho más en rotación anterior que el izquierdo y por lo tanto la pierna derecha más larga, si todo está dentro de lo fisiológico y no hay ninguna patología.
Todo esto es normal debido al diferente tono de las cadenas miofasciales, ya que en el lado derecho del cuerpo va a haber más tono en las cadenas de rotación interna y flexión, y en el lado izquierdo más tono en las cadenas de rotación externa y extensión. El resultado de todo esto es una columna torsionada y por lo tanto con escoliosis. Otro de los motivos por los que no somos simétricos es la disposición de las vísceras: el hígado en la derecha, el estómago a la izquierda. Nuestras vísceras no son simétricas y por lo tanto nosotros fisiológicamente no podemos serlo.
Por lo tanto, la escoliosis en sí no es un motivo de dolor o patología, a no ser claro está que la curva tenga los suficientes grados como para que empiece a afectar la función de alguna víscera, como puede ser que un pulmón no ventile bien.
Entonces la cuestión sería, ¿por qué tenemos dolores cuando nos diagnostican de escoliosis? ¿Por qué nuestra escoliosis se acentúa y aumenta los grados?
En primer lugar es importante conocer como funciona la biomecánica global del cuerpo y de las cadenas miofasciales. El sistema fascial es el sistema de sujeción de todo en el cuerpo, es decir, es como una tela de araña a la cual están sujetas las vísceras, los vasos sanguíneos, los nervios, los huesos, los músculos,… y las cadenas miofasciales es una forma de organizar esta tela de araña que es el sistema fascial.

Para que lo entendamos mejor, el cuerpo humano funciona como una marioneta en la que los hilos que lo sujetan es el sistema fascial y este sistema se anuda consistentemente en ciertas partes del cuerpo, como puede ser el esternón, el sacro, el occipital, las caderas, los hombros y los pies.
Cuando la curva escoliótica aumenta, lo que sucede es que algunas de estas cadenas miofasciales aumentan su tono y en los nudos donde se ancla este sistema, se hacen más fuertes. Se bloquean esos puntos, y por lo tanto el cuerpo se torsiona más, provocando una mayor inclinación de la columna vertebral. Cuando se produce este aumento de tono que bloquea ciertos puntos del cuerpo, es cuando aparece el dolor. Pero normalmente en una zona diferente a donde está el bloqueo, en la zona donde el cuerpo intenta compensar para mantenerse en equilibrio.
Es muy típico que las personas que acuden a la consulta con un diagnóstico de escoliosis comenten que el médico les ha dicho que tienen que fortalecer la espalda. Y nada más lejos de la realidad. Insisto en que no es un problema de debilidad muscular, al contrario, es un problema de aumento de tono de los músculos, y por lo tanto, lo más indicado es estirar y relajar la musculatura y nunca fortalecerla.
Respecto a la posibilidad de una cirugía, que me parece algo muy agresivo para el cuerpo. Debería realizarse como último recurso, cuando ya hay un problema respecto a la función de una víscera. Las consecuencias de esa operación en unos años pueden ser terribles.
Pongamos el ejemplo una cifosis, la cual es la resultante de un aumento de tono de la cadena miofascial anterior, aumentando la flexión del cuerpo. El dolor normalmente saldrá por la cadena posterior, es decir, por los paravertebrales, que son los que intentan que el cuerpo no se flexione y mantenernos rectos.
El tono de estas cadenas fasciales puede aumentar por diferentes motivos. Son frecuentes los cambios hormonales, tanto en la adolescencia como en la menopausia, que es donde suelen aumentar los grados de escoliosis. Pero también puede aumentar el tono por un traumatismo importante, una cicatriz profunda producida por una cirugía, una víscera que esté siendo dañada o funcionando erróneamente. Un ejemplo de esto último puede ser una gastritis debida a una mala alimentación. En todos los casos, el cuerpo va a cerrarse para defender esa víscera, que hace una retracción importante de los tejidos.

Estiramiento Global cadena de Extensión

 No debemos olvidar la parte emocional, que también va a influir en el tono de estas cadenas. 

Leer más

¿Sabes Por Qué debes mantenerte Flexible?

Seguro que se te ocurren un montón de razones por las que mantenerte flexible. Y es que la flexibilidad es una cualidad de nuestro sistema musculo-esquelético que nos ayuda a prevenir dolores, mejorar nuestro rendimiento físico e incluso diría que hasta mejorarnos emocionalmente. 

Pero si todos sabemos de los beneficios de los estiramientos, ¿por que nos cuesta tanto estirar? ¿Por qué es tan doloroso y al final terminamos haciéndolo poco y mal?

En primer lugar, habría que decir que desde pequeños en el colegio, en la asignatura de educación física o en las Escuelas Deportivas se le da muy poca importancia a los estiramientos musculares y la toma de conciencia del cuerpo. Si se trabajara de una forma adecuada desde esa edad tendríamos muchas más coordinación, equilibrio y menos dolores cuando nos hacemos mayores. Además de unos hábitos saludables, orientados a prevenir antes que curar.
Por desgracia, cada día llega más gente a la consulta comentando que para solucionar sus dolores le han dicho que tiene que fortalecer los músculos, bien sean de la espalda cuando duelen las lumbares, o el músculo cuádriceps cuando existe alguna patología de rodilla. Y nada más lejos de la realidad.
En los siguientes párrafos voy a ir explicando todos los beneficios del estiramiento y por qué es mejor buscar la causa de que una zona esté doliendo antes de fortalecer los músculos.
Lo primero que hay que entender es que existe un tejido que conecta todas las partes del cuerpo, de manera conectiva o conjuntiva, y que se llama TEJIDO FASCIAL. La principal función de este tejido es sostener estructuras y servir de comunicación entre las distintas partes del cuerpo. Y ¿por qué sirve de comunicación?, porque lo atraviesan todos los nervios que transmiten información, y todos los vasos, tanto arteriales como venosos y linfáticos, que son los encargados de llevar los nutrientes a todas las partes del cuerpo y recoger los desechos.

212 FRAN
Pues bien, imaginemos que ese tejido fascial está contraído o arrugado. Tanto la comunicación nerviosa como el intercambio de fluidos va a estar muy mermado. Y ya tenemos un territorio predispuesto para que aparezcan dolores o que una víscera no funciones del todo bien, y por lo tanto el cuerpo no pueda encontrar el equilibrio que necesita. Esta sería la primera razón para mantenernos flexibles desde un punto de vista de la salud.
Además, tengamos en cuenta que no todos necesitamos hacer los mismos estiramientos, cada uno debe hacer el estiramiento que necesita en función de sus particularidades. No va a necesitar lo mismo una persona que está 8 horas diarias trabajando sentado en una silla, que una persona que sale a correr todos los días y trabaja como repartidor/a. Y no sólo por la actividad que desarrolla, si no también por nuestra genética y por los accidentes o golpes que haya ido sufriendo a lo largo de la vida.
Para ello es necesario hacer un diagnóstico postural y también ver si tienen movilidad los puntos de anclaje del cuerpo en los que se ancla este sistema fascial de que hemos hablado. Por lo tanto vamos a obtener mucho mayor beneficio para la salud si hacemos los estiramientos indicados para cada uno de nosotros, y no hacemos una tabla general con la que vamos a caer en el desánimo, y en dos semanas dejaremos de hacerla.
Otro punto muy importante, y sobre todo por lo que escribo este artículo, es que es mucho más efectivo estirar Cadenas Musculares o Miofasciales enteras antes que músculos por separado. Hay que tener en cuenta que existe una conexión fascial entre músculos formando uniones que van desde la cabeza a los pies, y que cuando se tensan forman una verdadera cadena de tensión que nos mantiene bloqueados en una postura. Éste es el origen de muchas patologías, dolores o artrosis, es decir, desgastes articulares.

Leer más

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?