Buscar

Sé como eres "Auténticamente natural"

249 GLORIAApostamos por tratamientos de cuidado y belleza natural por ser tú, porque sabemos que es una opción saludable y beneficiosa, porque quieres lo mejor para tu cuidado, sin castigos a la piel, apoyando y prolongando la salud, regenerando y potenciando una belleza saludable y natural.

¿Por qué elegir un tratamiento natural frente a la estética convencional quirúrgica o química?

La estética o cuidado natural de la salud es una filosofía de vida, un entendimiento de las ventajas y beneficios del uso de técnicas y productos saludables, que ayudan a nuestro cuerpo a restablecer un equilibrio por sí mismo o activar y revitalizar nuestras células, regenerar y restablecer un estado óptimo de la salud de nuestra piel.

¿Qué ventajas nos aporta?

  • Ganas en bienestar físico, estético y psicoemocional.
  • No son técnicas invasivas que necesiten recuperación posterior.
  • Son tratamientos más económicos.
  • Evitas anestesias, químicos o sustancias que a la larga y con el paso del tiempo tienen efectos contrarios a los deseados, afectando a la salud de la piel y de los órganos internos. No olvidemos que toda sustancia es absorbida y procesada por nuestros órganos, o acumulada en ciertas zonas produciendo bloqueos en las fibras musculares evitando su oxigenación y con ello precipitando el envejecimiento tisular.

¿Qué técnicas puedes elegir que sean efectivas?

Para conseguir tonicidad, regeneración, matización de arrugas y luminosidad del rostro, recurrimos a técnicas ancestrales naturales de belleza usadas con una gran efectividad y con unos resultados estéticos equilibrados.
Hablo de aquello que mejor conozco y con las que llevo trabajando más de 13 años, se trata de la acupuntura estética facial y del masaje facial Japonés. Estas técnicas se pueden realizar en tratamientos únicos o combinando ambas, bien en la misma sesión o alternando el tratamiento en sesiones diferentes.

Lo ideal para combinar estas técnicas realizadas por un profesional, requiere un poco de atención diaria a tu piel, adquiriendo hábitos higiénicos, exfoliantes y nutritivos. Y para ello, hay que saber elegir productos que sean 100 por 100 naturales y que nos aporten un potencial de principios activos antioxidantes, cicatrizantes, tonificantes, regeneradores, que mantengan los resultados obtenidos en el tratamiento.

El Lifting con acupuntura consiste en la aplicación de agujas en el rostro. Las agujas se insertan en puntos específicos de acupuntura y se tratan particularmente las arrugas, patas de gallo, pómulos, papada, entrecejo.
También se aplican agujas de acupuntura en punto del cuerpo para tonificar los órganos relacionados con la nutrición del Qi (energía), la Xue (sangre en chino) y la piel.

Este tratamiento va a producir una estimulación en la microcirculación sanguínea y la creación de colágeno y elastina de forma natural en la zona.

Al contrario de lo pueda parecer, el Lifting Facial con acupuntura no duele ya que las agujas que se utilizan son muy finas, más incluso que las que se utilizan en los tratamientos normales de acupuntura.
Y como Tu Salud Es Lo Primero aplicamos un masaje facial con Fito cosméticos de alta cosmética natural para reforzar los efectos del tratamiento y a la vez relajar la mente y el espíritu.

El Masaje facial japonés consiste en un ritual de pases manuales, tratando todas las zonas del rostro, potenciando los músculos faciales, las fascias y las capas de la piel superficial con toques profundos, medios y suaves como plumas. Ayuda a drenar los líquidos, acumulaciones y toxicidad del rostro, purificando y dando un efecto lifting y luminoso saludable, con resultados sorprendentes para la relajación del sistema nervioso, ideal para equilibrar casos leves de ansiedad y estrés.

Hay tres momentos clave en los que recurrir a esta técnica resulta muy útil:
A partir de los 25 años, cinco sesiones bastan. Éstas producirán un efecto sobre el brillo y la textura de la piel y regularán pequeños problemas cutáneos.
A partir de los 35, ocho sesiones son suficientes. El objetivo es retrasar el proceso de envejecimiento. El lifting activa la microcirculación y la producción de colágeno.
A partir de los 45 años se realizan “tratamientos de ataque”, para retonificar la piel. Se realizarán ocho sesiones durante dos meses y el resto hasta completar diez sesiones se realizarán cada quince días.
Después, una sesión con cada cambio de estación será suficiente para mantener los efectos de tratamiento.

Gloria Merino

www.namarupaterapias.es