Buscar

Atención a través de la meditación

194 RAMIROMucho hablar de mindfulness, mindfulness, mindfulness, y se falsea tanto el tema, sobre todo por los que lo exponen, que la gente cree que puede estar atenta, conectada con el momento presente, solo con desearlo. Pero no es cierto. Es una falacia más en el denso, espeso y engañoso supermercado espiritual. Para poder estar atento y conectar con la realidad inmediata, se requiere una disciplina, consistente en un entrenamiento metódico de la atención a través de la meditación asidua. De otro modo, todo se queda en la idea de estar atento sin conseguirlo, en la ensoñación de estar presente aquí y ahora sin lograrlo. Es como si se le habla a una persona de escalar una alta cima sin el menor entrenamiento previo. El entrenamiento previo para conseguir mindfulness o atención plena es la práctica sistemática de la meditación, consistente en servirse de apoyos o soportes para alertar la atención y desarrollar el elemento de vigilancia. Estos apoyos pueden ser la respiración, las sensaciones corporales, los estados de la consciencia u otros. Y mediante la práctica asidua de la meditación, la persona va consiguiendo estar luego más atenta en la vida diaria, conectando más plenamente con el momento presente y pudiendo, a través de la atención, estar más vigilante a lo que se piensa, se dice o se hace. Mediante la meditación se adiestra y desarrolla la mente y sus distintas funciones, entre otras esa atención que permite darse cuenta de lo que sucede dentro y fuera de uno. Por un lado, pues, la práctica meditativa, y por otro el establecimiento de la atención en la vida diaria. Se habla mucho de mindfulness, que se ha convertido en una moda, pero no se habla de Satipatthana o los fundamentos de la atención, que son las enseñanzas básicas para, mediante determinados soportes a los que aplicar la atención, ésta se va desarrollando en alto grado y luego puede conducirse a la vida diaria.

El mindfulness por el mindfulness, tal como se explica y  se dice que hay que aplicarlo, es un "invento" más de esta sociedad que busca atajos para llegar al cielo y agua las verdaderas enseñanzas. Muy de Estados Unidos y luego de otros países imitadores.
Los que distorsionan o falsean las enseñanzas genuinas de la Atención Plena, tampoco suelen explicar que la insistencia en su adiestramiento de los sabios de antaño y sus valiosas enseñanzas, indecorosamente desvirtuadas, no tenían por objeto simplemente disfrutar un poco más, ser más brillante dando una conferencia o destacar en los negocios, sino desarrollar la lucidez, ésa que permite captar la última realidad de las cosas y que otorga Sabiduría o entendimiento correcto. Esa lucidez o entendimiento correcto es verdaderamente transformativa, porque le permite a la persona mirar más allá de la ignorancia básica de la mente, los engaños y elucubraciones, las expectativas y esas tendencias insanas de la mente que son la ofuscación, la avidez y el odio. Mindfulness no es para generar apego, sino desapego.
Todos los que estén interesados en el verdadero mindfulness deberían leer inexcusablemente las obras de Nyanaponika Thera y no vacíos manuales sobre el tema que solo conducen a la confusión. Y hay que asociar la atención a la ecuanimidad, tema que abordaremos en el próximo trabajo. Mediante la atención consciente y la ecuanimidad, se desencadena esa visión penetrativa (vipassana) o lucidez que permite ver las cosas como son y que libera la mente de oscurecimientos.

Tagged under: Ramiro Calle

COLABORADORES Revista Verdemente

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?